Comerciantes del Oriental atemorizados por incremento de asaltos a mano armada

Aterrorizados se encuentran los comerciantes ubicados en el sector conocido como Los Cocos en el mercado Oriental, luego de ser testigos, como tres hombres con pistolas en manos, despojaron a una compradora de sus pertenencias la mañana del martes.

El hecho ocurrió exactamente de donde fue la Jabonería América, 1 cuadra al sur. Los marchantes dijeron que están muy preocupados, pues se han enterado que en otras zonas del centro de compras, también se han repetido estás escenas, y con armas de fuego.

“Necesitamos que hay más presencia policial en este mercado, ahora más que nunca, pues hay comerciantes que estamos bastantes solos en los pasillos porque no todos están viniendo y en cualquier momento se puede aparecer alguien, nos pone una pistola y se lleva hasta lo que no tenemos, hasta el riesgo que nos maten corremos», denuncia Salvador Guzmán, comerciante.

Lea además: Siguen divididas áreas de atención del hospital Sermesa en Bolonia, que ahora tiene 65 pacientes con Covid-19

Guzmán asegura que las autoridades “brillan» por su ausencia, a pesar que en varias ocasiones han solicitado su apoyo.

“Aún teniendo la Estación Uno en el mismo mercado, esto es un descontrol, están preocupados por salir a reprimir a la gente, por detener a quienes andan banderas azul y blanco, pero no por encerrar a los verdaderos delincuentes, aquí la presencia debería ser permanente», señala el comerciante.

Vigilantes han desertado

Muchos de los hombres que colaboraban como vigilantes en el Oriental han buscado otras alternativas para ganarse el pan de cada día. Esto debido al poco apoyo económico que reciben.

Lea también: La quema de una familia entera en el barrio Carlos Marx: el terrible crimen que cumple dos años de impunidad

En el mercado Oriental operan 11 grupos de vigilancia privada, que se coordinan con la Estación Uno y Cuatro de la Policía, sin embargo, se sostienen con las recaudaciones que hacen entre los comerciantes, las cuales han bajado desde que comenzó la pandemia.

Las dos razones principales es que no todos los comerciantes están llegando a trabajar y los pocos que se presentan no están vendiendo nada. Estos grupos están distribuidos por sector, se colocan en zonas vulnerables.