Operadores del Frente Sandinista mantienen su intención de apropiarse de El Quebracho, una reserva protegida de Fundación del Río

Ante la amenaza de destrucción de la reserva silvestre privada El Quebracho, propiedad de Fundación de Río, por parte de operadores del orteguismo en El Castillo, Río San Juan, más de cien pobladores de la comunidad Buena vista, enviaron una carta al alcalde de El Castillo, Rigoberto Obando y a la titular del Ministerio del Ambiente y los Recursos Naturales (Marena), Sumaya Castillo, expresando el rechazo de las pretensiones que se tienen con la reserva protegida.

“Expresamos nuestra preocupación y rechazo a las acciones de destrucción que se intenta realizar en la reserva El Quebracho. Esta área es de los últimos pulmones que le quedan a nuestro municipio, es el hogar de muchas especies que se encuentran en peligro de extinción, y también es una protección para fuentes de agua que debemos cuidar para las presentes y futuras generaciones”, se lee en el documento fechado desde el 28 de mayo.

El biólogo Amaru Ruiz, presidente de la Fundación, explicó que los operarios del régimen orteguista están llegando a hacer carriles en las áreas para luego ser dividas y expropiadas a beneficio de aquellos que son o han sido fieles a las políticas de la alcaldía municipal y del partido sandinista en esa comunidad.

“Es un premio o un reconocimiento a esa fidelidad”, expresó Ruiz, quien también considera que hay un interés de extracción de los recursos forestales que se encuentran en esa área protegida, donde hay especies como caoba, cedro real, pochote, entre otras, expresó.

A mediados de mayo, Fundación del Río alertó sobre este riesgo con respecto a la propiedad. Mediante un comunicado dijo que “operarios de la Alcaldía del municipio de El Castillo, en el departamento de Río San Juan, quieren apropiarse y destruir la Reserva Silvestres Privada El Quebracho propiedad Fundación del Río. Los concejales del Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN) Manuel López y Mercedes Díaz son los promotores de dicha toma, quienes junto al alcalde Rigoberto Obando López y la vicealcaldesa Yadira Saballos, pretenden cometer un ecocidio», denunció.

Lea Además: Dictadura orteguista promete movilizar fondos verdes en plena crisis sociopolítica

Ezequiel Sandoval, concejal de Ciudadanos por la Libertad en la zona, sostiene que el tema de la reserva “es un proyecto político”, ya que desde la municipalidad no se está tomando ninguna decisión.

Consultaron al alcalde qué orientación había recibido respecto a las propiedades de la Fundación, si habían pasado a la municipalidad o seguían a nivel central, pero este respondió que no había recibido ninguna orientación. No obstante, explicó que si han realizado visitas al terreno.

El Quebracho se extiende a lo largo de 85.71 hectáreas, unas 120 manzanas de bosque tropical húmedo, y se ubica al este de la comunidad Buena Vista, formando parte de la microcuenca del río La Pancha, en la zona de amortiguamiento de la Reserva Biológica Indio Maíz.

La organización la adquirió en 1994 con el objetivo de conservar los recursos naturales, aportar a la educación ambiental y promover el turismo comunitario. En 2005, fue declarada como Reserva Silvestre Privada, es decir, que forma parte del Sistema Nacional de Áreas Protegidas del país, lo cual evidencia la importancia de su nivel de conservación.

La Reserva El Quebracho alberga unas 20 especies de reptiles, 20 especies de anfibios, 25 especies de mamíferos, 165 especies de aves, 70 especies de flora y tiene un stock de carbono de 11,779 toneladas.

Sandoval explica que todos los temas referidos a la parte ambiental no se discuten en el Concejo, no se hace ningún comentario. Ellos intentan abordarlos mediante el punto de agenda varios, pero solo exponen sus puntos de vista y no hay acciones.