Siguen divididas áreas de atención del hospital Sermesa en Bolonia, que ahora tiene 65 pacientes con Covid-19

Ante el aumento de casos Covid-19 que diario tenía el hospital Servicios Especializados (Sermesa), en Bolonia, su dirección decidió dividirlo y Emergencia ahora está donde funcionaba el área Materno Infantil y atrás de este sitio se habilitó un galerón para las personas con coronavirus y cuya situación de salud es entre moderada y grave.

Esto fue comprobado por LA PRENSA en una visita realizada al sitio y corroborado por fuentes médicas del centro hospitalario, quienes solicitaron anonimato para este artículo periodístico. De acuerdo con ellos, es por esta razón que el edificio principal de Sermesa permanece cerrado con llantas y cintas amarillas y en sus instalaciones solo está la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI).

Los informantes además confiaron a este medio de comunicación que hasta ayer estaban ingresados 65 pacientes con Covid-19, de los cuales cinco estaban intubados y aproximadamente cincuenta asistidos por oxígeno. “Ha bajado la cantidad de casos Covid-19 en este centro, en un momento se llegó a tener 320 ingresados”, indicó una de las fuentes.

Por su parte, el Ministerio de Salud (Minsa) informó este martes que el país registra 1,823 casos positivos de Covid-19 y la suma de muertos es de 64. Pero diversos médicos especialistas y el Observatorio Ciudadano aseguran que las cifras son mayores. Esto se sustenta en los sepelios inmediatos y nocturnos que ocurren desde hace varias semanas.Covid-19

Esta es la parte trasera del hospital, donde está ubicada la morgue. La calle permanece cerrada y vigilada por una empresa privada. LAPRENSA/R.FONSECA

Entrega de cuerpos con discreción

La entrega de los pacientes fallecidos el hospital Sermesa la hace a través de la morgue, la cual está ubicada en la parte trasera del edificio principal. La calle que conduce al lugar permanece cerrada y vigilada todo el tiempo y solo se permite el paso de las personas que llegan por el cuerpo de su familiar.

Es así que a cualquier hora del día llegan carros fúnebres o camionetas particulares con el ataúd en donde será puesta la persona. “Se meten en bolsas negras y se les pide a las familias que lleven la caja y sean discretos”, reconoció otro médico de Sermesa.

Lea además: Dexametasona, el primer medicamento que reduce la mortalidad del Covid-19

Semanas anteriores LA PRENSA comprobó la entrega de cinco cadáveres en menos de dos horas, cumpliendo algunos con el protocolo establecido cuando se trata de Covid-19, con entierros inmediatos, aunque en la constancia de defunción se puso otro diagnóstico.