Lanzar campaña para visibilizar 10 casos de opositores que son presos políticos de la dictadura desde antes del 2018

La oposición organizada de Nicaragua dio a conocer este jueves una campaña para visibilizar diez casos de opositores que fueron arrestados antes del 2018. La iniciativa fue dada a conocer a través de una conferencia de prensa virtual, en la que anunciaron la integración del Comité Pro Libertad de Presas y Presos Políticos, antes del contexto de abril del 2018.

Uno de los casos es de Marvin Vargas Herrera, excachorro de Sandino, como le llamaban a los jóvenes y adolescentes que integraron el Servicio Militar Patriótico (SMP) en los años ochenta del siglo pasado. Vargas fue arrestado por organizar protestas en contra de Daniel Ortega. Cayó preso el 8 de mayo del 2011, acusado de estafa, pocos días después de haber organizado protestas y marchas en contra de Daniel Ortega, debido al abandono del régimen a los excachorros del SMP. A los cinco años y medio debió salir libre, pero en el Sistema Penitenciario “Jorge Navarro», conocido como La Modelo, lo acusaron introducía droga. Hay cuatro órdenes de libertad a su favor, pero continúa en prisión.

Los otros nueve son Wilfredo Balmaceda Castrillo, Walter José Balmaceda Ruíz, Eddy Antonio Gutiérrez Delgadillo, Jairo Antonio Obando Delgadillo, Leonel Antonio Poveda Palacios, Zacarías Isabel Cano Ang, acusados como los supuestos responsables de la denominada la masacre del 19 de julio de 2014, en Ciudad Darío, Matagalpa, tras un juicio en el que no se presentaron pruebas en contra de estos. Siete recibieron penas superiores a los 100 años, uno recibió 37 años y otro, diez años de cárcel.

Estos 10 casos son adicionales a los más de 70 opositores presos por participar en las protestas civiles que iniciaron el 18 de abril de 2018.

Aunque 2018 marcó un antes y un después en el aumento de la represión del régimen de Daniel Ortega contra sus adversarios, los opositores organizados explicaron que desde antes de abril de 2018 “el sistema de justicia de Nicaragua ha sido utilizado para criminalizar y judicializar las protestas sociales y la disidencia en el país. Tales son los casos de 10 nicaragüenses que fueron detenidos, procesados y condenados de forma arbitraria e injusta por estar vinculados a protestas sociales o bien por su participación en grupos políticos».

Lea También: 86 nicaragüenses siguen en las cárceles por manifestarse contra el régimen de Daniel Ortega

El Comité explica que “las detenciones referidas, tuvieron las mismas características. Los detenidos eran trasladados desde sus municipios hasta Managua, donde fueron llevados a las celdas policiales de la Dirección de Auxilio Judicial (El Chipote). Permanecieron aislados, sin acceso a familiares, abogados defensores, sometidos a golpes e incluso actos de torturas, funcionando como mensajes que paralizaron las movilizaciones o protestas ciudadanas».

El Comité Pro Libertad de Presas y Presos Políticos, antes del contexto de abril del 2018 es conformado por el Colectivo de Derechos Humanos Nicaragua Nunca Más, el Grupo de Reflexión de Excarcelados Políticos (GREX) y personas defensoras de derechos humanos que han denunciado “la prisión como forma de persecución política en Nicaragua. Los excarcelados Edwin Carcache, Ricardo Baltodano, entre otros excarcelados y opositores participan del Comité.

El Comité se comprometió ha hacer gestiones nacionales e internacional hasta que sean liberadas estas personas de forma absoluta.