Más de 40 pastores evangélicos han fallecido en el contexto de la pandemia en Nicaragua. Estos son los departamentos más afectados

La Iglesia evangélica a traviesa uno de los momentos más dolorosos de su historia en Nicaragua. Al menos 44 pastores y evangelistas han fallecido entre el 12 de abril y 15 de junio en el contexto de la pandemia del coronavirus, según un registro detallado de la Alianza Evangélica Nicaragüense, que reconoce que están viviendo momentos muy delicados.

Mauricio Fonseca, presidente de la Alianza Evangélica Nicaragüense, explicó a LA PRENSA que “nosotros tenemos una lista preliminar, y no podemos asegurar que murieron del Covid-19, pero sí en este tiempo de la pandemia”.

“También hay familias pastorales que se están reponiendo en sus casas, como es el caso en Matagalpa y Managua”, precisó Fonseca, quien señaló que una gran mayoría de aproximadamente 16,200 templos que representan están cerrados. “Pero hemos cuadruplicado las iglesias desde nuestras casas”, explicó.

En las últimas semanas las principales iglesias del país han trasladado sus servicios a las redes sociales y aún no hay fecha precisa cuando estas vayan a reabrir, en momentos en que el coronavirus ha entrado en su fase de mayor expansión en Nicaragua.

Fonseca aclaró que como organización de representación no pueden imponer el cierre de las iglesias que aún puedan seguir abiertas, “sino hacer sugerencias, y es lo que hemos venido haciendo de acuerdo a las orientaciones científicas de la OPS, OMS, y el Minsa”.

“Son las denominaciones las que en algunos casos orientan, de acuerdo al tipo de gobierno organizacional y de cada pastor dependerá el cumplimiento de lo orientado”, precisó.

También mencionó que están bajando a las iglesias socias sugerencias médicas brindadas por especialistas naturistas no convencionales. “También los tipos de té, y para hacer inhalaciones con eucalipto y ciprés tres veces al día, también té de hojas de guayaba endulzado con miel de abejas tres veces al día, también diente de león con manzanilla tres veces al día. Lo último hacer gárgaras de agua con sal tres veces al día, esté o no con el virus”, dijo.

Los nombres de los pastores fallecidos desde abril y hasta la fecha fueron enviados a las Alianzas Evangélicas de Latinoamérica en Argentina, integrada por 22 países. En la carta se lee que la Alianza en conjunto con las iglesias socias han creado una plataforma de oración 24-7 para pedir fortaleza a las familias pastorales, así como canalizando ayuda humanitaria para las familias afectadas.

“Pedimos al eterno Jesús de Nazareth, que así como vino el virus lo elimine por completo de todos los países hermanos afectados por esta pandemia. Damos gracias a Dios por varias familias pastorales que se han recuperado completamente”, se lee en la misiva.

En la lista, en poder de LA PRENSA, se observa que por departamento, Managua tiene el mayor número de pastores fallecidos con cerca de 25; le sigue Matagalpa con tres; Masaya con dos; Chinandega con dos; León con tres; Boaco con dos; luego hay al menos un deceso de líder evangélico en Puerto Cabezas, Siuna, Estelí, Jinotega, Carazo y San Pedro del Norte.

Lea además: Registro de abogados y contadores públicos muertos por Covid-19 superan cifra que reconoce el Minsa

Las recomendaciones de la OMS

Desde el 7 de abril la Organización Mundial de la Salud emitió recomendaciones para los líderes religiosos y las comunidades confesionales en el marco de la pandemia. La OMS calificó a los líderes religisos como “fuente principal de apoyo, consuelo, orientación y prestación directa de atención de salud y servicios sociales” en medio de la pérdida repentina de seres queridos.

“Pueden además divulgar información sanitaria para proteger a sus correligionarios y a la comunidad en general, pues es más probable que sea aceptada con preferencia a la de otra procedencia. Además, están en posición de facilitar apoyo pastoral y espiritual durante las emergencias de salud pública y otros problemas sanitarios y erigirse en voceros de las necesidades de los grupos de población vulnerables”, resaltó la OMS.

Asimismo destacó que las instituciones religiosas pueden “prevenir y aminorar los temores y la estigmatización, tranquilizar a sus fieles y fomentar prácticas saludables”.

De hecho, una actualización del Centro de Control de Enfermedades del Gobierno de Estados Unidos difundida esta semana determinó que existe un riesgo muy alto de contagio de Covid-19 en espacios cerrados, “como oficinas, lugares para servicios religiosos, cines o teatros”.

Para las iglesias que mantienen servicios religiosos presenciales

En sus orientaciones, la OMS estableció que en caso que las iglesias no puedan llevar a cabo sus servicios religiosos virtualmente, orientó que los miembros deben mantener una distancia no menor a un metro, aunque investigaciones posteriores a las recomendaciones de la OMS en abril señalan que debido a la facilidad de propagación del virus a través de gotitas se recomienda una distancia de más de dos metros.

“La Covid-19 se propaga mediante las gotículas respiratorias que se forman cuando una persona infectada estornuda, tose o habla. Esas gotículas pueden caer sobre las personas que están cerca o ser inspiradas por ellas. Las instituciones religiosas y las organizaciones confesionales pueden ayudar a mantener una distancia segura entre las personas (“distanciamiento físico»)”, dijo la OMS.

Lea además: Ni velatorios ni funerales. El estricto protocolo que diseñó la dictadura para los que mueran de coronavirus en Nicaragua

La OMS, no obstante, sugirió desalentar las reuniones religiosas que no sean necesarias presencialmente y trasladarlas a las plataformas digitales, por televisión o radio. Pero si se organiza un culto se recomienda “sopesar la conveniencia de que sea al aire libre. Si ello no es posible, procurar que el local cerrado esté bien ventilado”.

También se recomienda regular la cantidad y la circulación de las personas que entran, asisten y salen de los espacios de culto a fin de lograr un distanciamiento seguro en todo momento. Se prefieren las reuniones poco concurridas, dijo la OMS.

“Se prefieren las reuniones poco concurridas. Los grupos y líderes religiosos deberán sopesar la conveniencia de realizar muchos servicios con pocas personas en vez de reunir a muchas personas”, precisó.

También la OMS aconseja a los líderes religiosos “designar una habitación o zona donde se pueda aislar a una persona si enferma o empieza a presentar síntomas”.

Lea Además: Gremios de abogados registran 20 fallecidos con síntomas de Covid-19

No tocarse entre sí

Ante las costumbres de saludos en las iglesias, la OMS recomenda que las personas que concurran a los servicios religiosos no se toque. “Las gotículas respiratorias que contienen el coronavirus causal pueden depositarse en las manos de una persona y pasar a otras por el contacto físico”, alerta.

Para ello, la OMS insta a los líderes religiosos “idear nuevas formas de saludo entre la comunidad que disminuyan el riesgo de transmisión del coronavirus”, entre los que sugiere “sustituir abrazos, besos y apretones de manos por una reverencia, el signo de la paz o un saludo en lengua de señas desde la distancia física prescrita”.

“En lugar de apretones de mano u otras formas de contacto físico, recibir a las personas que llegan a los lugares de culto con palabras amables y sonrisas.

No tocar ni besar objetos de la Iglesia

La Organización Mundial de la Salud también recomendó a los feligreses o miembros de iglesias que eviten “tocar o besar objetos de culto o devoción que la comunidad esté acostumbrada a manipular colectivamente”.

“El virus que causa la Covid-19 puede persistir en esos objetos por horas o días. Los líderes y grupos religiosos tienen que proteger de la infección a sus fieles evitando las prácticas que supongan tocar o besar esos objetos”, explicó.

De hecho, el Centro de Control de Enfermedades de Estados Unidos recomendó a las organizaciones religiosas que al menos una vez al día las iglesias impulsen desinfección de las superficies u objetos que se tocan con frecuencia. La limpieza debe abarcar “objetos y superficies que normalmente no se limpian a diario, por ejemplo, perillas de las puertas, interruptores de luz y encimeras. Limpiar con los limpiadores utilizados habitualmente. Use todos los productos de limpieza de acuerdo con las instrucciones en la etiqueta”.

Lea además: Radio Restauración confirma la muerte de los pastores Ovidio Valladares y Jonny Jiménez

Si está enfermo no vaya a la Iglesia

Asimismo, la OMS instó a los líderes religiosos a alentar a los feligreses a practicar la higiene cuando los templos sean abiertos nuevamente. Para ello, las iglesias deben crear condiciones para que las personas se puedan lavar las manos antes y después de la liturgia, medios para lavarse los pies en los lugares donde los fieles entran escalzos; o desinfectante para las manos a base de alcohol (por lo menos 70% de alcohol) a la entrada y en el espacio de culto.

También recomienda que se ponga al alcance pañuelos faciales desechables y cubos de basura con tapa para desecharlos. Asimismo, los fieles deben llevar consigo esterilla para colocarla sobre la alfombra en las oraciones diarias.

“Convenza a los fieles de abstenerse de acudir a las liturgias si presentan cualquier síntoma de Covid-19 o si en los últimos días han visitado una zona donde hay propagación comunitaria de esta enfermedad”, indica la OMS.

Igualmente se aconseja a los líderes religiosos a colocar carteles y avisos muy gráficos en los que se promueva el distanciamiento físico, la limpieza de las manos y las precauciones al toser o estornudar”.

Uso de mascarillas de tres capas

En una actualización de recomendaciones, la OMS el 5 de junio aconsejó el uso generalizado de mascarillas, principalmente en lugares públicos, donde haya riesgo de contagio. No obstante, aclaró que los tapabocas “por sí mismas no protegen del Covid-19 sino que son una medida más de prevención junto con el distanciamiento social, el lavado de manos y no tocarse la cara”.

El director general de la OMS, Tedros Adhanom Ghebreyesus, dijo que el uso de mascarillas “no reemplazan el distanciamiento físico, la higiene de manos y otras medidas de salud pública”.

¿Cómo deben ser las mascarillas? “Recomendamos tres capas para fabricarlas: la interior debe ser un material absorbente como algodón, una intermedia de un material que no sea tejido como polipropileno, que es el filtro, y una exterior de un material no absorbente como poliéster”, dijo en ese momento María VanKekhove en la rueda de prensa donde Tedros anunció la guía actualizada.

Los números en Nicaragua

En Nicaragua, hasta ahora el Ministerio de Salud reporta 1,661 casos, de los cuales 64 han perdido la vida y otros 1,238 se han recuperado. No obstante, cifras independientes del Observatorio Ciudadano señalan que en realidad en Nicaragua se han reportado al 10 de junio 4,971 casos sospechosos de Covid-19 en todos los departamentos y regiones autónomas.

Managua (2,323), Matagalpa (475), Masaya (467), León (322), Chinandega (247), Granada (159) y Estelí (150) son los departamentos o regiones más afectados. Se registran 1,398 fallecidos. Estas cifras del Observatorio no incluyen las del Minsa.

Además de las iglesias evangélicas, también las organizaciones de Contadores Públicos y de Abogados reportan en total en su conjunto hasta la semana pasada 84 muertos en el contexto de la pandemia, que llegó a Nicaragua a finales de marzo de este año.

El Colegio Público de Contadores Públicos de Nicaragua se declaró en permanente duelo tras informar del deceso de 15 agremiados y 16 familiares de socios del colegio. En tanto, la Unión Nacional de Abogados y Notarios de Nicaragua reportó 53 fallecimientos hasta el 10 de junio.