Solo uno de cuatro nicaragüenses votaría por el FSLN en las elecciones, según encuesta de Cid Gallup

Si las elecciones nacionales fuesen hoy, solo uno de cuatro nicaragüenses votaría por el gobernante Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN), según la última encuesta de opinión pública sobre el tema electoral realizada por la firma Cid Gallup Nicaragua. En cambio el voto opositor sigue fragmentado, aunque entre las organizaciones y partidos adversarios a la dictadura suman un porcentaje mayor de aceptación que el partido del régimen orteguista.

La encuesta de opinión nacional se realizó a 1,828 adultos de 16 años a más a nivel nacional entre el 15 de mayo al 8 de junio del 2020. El metodología de consulta fue a través de llamadas a teléfonos celulares. El margen margen de error de ±2.29 por ciento, según la ficha técnica.

Se midió la tendencia de cara a las elecciones nacionales del 2021, previstas por ley a realizarse ese año. A la pregunta de “Si tuviera que votar hoy, ¿por cuál partido votaría? fue que el 41 por ciento de los consultados respondieron que “por ninguno» y otro 15 por ciento no respondió.

“Las mujeres, los más educados y los que poseen una opinión negativa de Daniel Ortega como persona, son los que más probablemente mencionan que actualmente no le darían el voto a alguno de los partidos presentes», refiere la Cid Gallup.

Lea Además: Senado de los Estados Unidos ratificó de forma unánime resolución que demanda mayor presión contra dictadura de Ortega y Murillo

Pero al sumar el porcentaje de indecisos con los que recibieron las agrupaciones opositoras como la Alianza Cívica y la Unidad Nacional Azul y Blanco (UNAB), así como los partidos que se declaran adversarios al régimen, representan un 37 por ciento de los votos. Eso mostraría que sigue dividido el voto opositor, aunque también evidencia que es mucho mayor su simpatía política que la base del FSLN.

“Si se suma toda la votación de partidos y grupos de oposición da un total igual al que reciben los sandinistas. Esto implica que los que dicen estar hoy indecisos decidirán la elección de 2021», analizó Cid Gallup sobre el resultado de la consulta.

Un diez por ciento de los encuestados dijo que votaría por la UNAB, en tanto por la Alianza Cívica lo haría un cinco por ciento. Esas organizaciones no son partidos con personería jurídica, sino que agrupan a los sectores de estudiantes, campesinos, empresarios, productores y de la sociedad civil surgidos a partir de la represión a las protestas de abril del 2018, y que ahora conforman un bloque unido en la Coalición Nacional.

La firma Cid Gallup en su informe sobre la encuesta explicó que sobre la aceptación de los partidos políticos los entrevistados de forma espontánea mencionaron a las agrupaciones, por lo que “no necesariamente la respuesta tiene que corresponder a un partido registrado» con personería jurídica.

Lea También: Comisionado de Miami-Dade insta a Departamento de Estado designar al Frente Sandinista como organización terrorista

En cambio los partidos políticos tradicionales siguen hundidos en credibilidad ante los nicaragüenses. El tres por ciento de los encuestados dijo que votaría por Partido Liberal Constitucionalist (PLC), un dos por ciento por Ciudadanos por la Libertad (CxL), mientras el Partido Liberal Independiente (PLI) y la Alianza Liberal Nicaragüense (ALN) obtuvieron uno por ciento respectivamente.

Mayor rechazo al Frente Sandinista

Por el FSLN uno de cada cuatro de los consultados afirmaron que votaría por el partido del régimen si las elecciones fuesen hoy, obteniendo un 23 por ciento del resultado total. Sin embargo, es el Frente Sandinista quien más opiniones negativas recibe, pues dos de cada cinco encuestados aseguraron que “nunca más votarían por esta agrupación». En total un 33 por ciento de los consultados no apoyarían la boleta del partido sandinista.

La lectura de Hugo Torres, general en retiro y disidente del FSLN, es que el partido gobernante va perdiendo respaldo incluso entre sus filas de simpatizantes, ensanchándose el hueco del rechazo ciudadano por la represión intensificada desde abril del 2018 contra las manifestaciones sociales, a lo que se ha sumado la forma negligente intensional del régimen de Daniel Ortega frente a la pandemia del nuevo coronavirus Covid-19.

“La base de Daniel Otega está reducida a su mínima expresión como nunca antes. Por todas las barbaridades que se han hecho le han venido restando apoyo de las bases, y yo me atrevería a decir que el porcentaje real andará no más del 15 por ciento, y eso es decir mucho», refirió Torres.

Puede interesarle: Luis Almagro solicita reunión del Consejo Permanente de la OEA para retomar el tema de Nicaragua

¿Qué tan fuerte considera al sandinismo como fuerza política?, fue la pregunta en la encuesta de Cid Gallup para medir el pulso sobre esa ideología político partidaria. Un 56 por ciento de los encuestados consideró aún “muy fuerte» a sandinismo. La lectura de ese resultado sería que aunque cada vez haya menos gente que diga o se declare sandinista, siempre es percibido como un movimiento político fuerte.

“Estos datos son interesantes porque en la actualidad solo un 23 por ciento de los entrevistados profesan ser del FSLN, pero 30 puntos más achacan a este movimiento “mucha fuerza», se valoró en la encuesta.

La opinión del general en retiro Torres es que las encuestas en Nicaragua no reflejan la verdadera opinión de los ciudadanos, por cuanto éstos temen de responder con honestidad sobre política y más si se tratada del FSLN o a la figura del dictador Daniel Ortega, debido al miedo que sea información que pueda usarse en su contra por parte del régimen.

Puede interesarle: Unidad Médica Nicaragüense rechaza campaña de acoso y desprestigio. Pese al riesgo, seguirán trabajando en pro de la salud

“Se ha vuelto tan relativo desde el momento que son encuestas que se hacen en un país con un estado de casi de sitio de facto, lo que significa que la libertad de contestar una encuesta se ve restringida por el temor a ser señalado de opositor. El ciudadano no sabe si sus opiniones se van a manipular. Hay una extrema producencia de contestar», analizó Torres.

Líder campesino es más aceptado

El coordinador nacional del Movimiento Campesino, Medardo Mairena, es la figura entre los opositores que entre los nicaragüenses consultados tiene mayor opción de ganar las eventuales elecciones en 2021.

¿Cuál cree usted que tiene mayor probabilidad de ganar la elección y ser presidente de Nicaragua?, fue la pregunta sobre los personajes percibidos como opositores nicaragüenses. Un trece por ciento respondió que el líder campesino y expreso político Mairena es quien más chance tiene de triunfar en los comicios.

El segundo más mencionado (11 por ciento) fue el periodista Carlos Fernando Chamorro, en tercer lugar fue el político Félix Madariaga con un 10 por ciento. En tanto el empresario y director ejecutivo de la Alianza Cívica, Juan Sebastián Chamorro ocupó el cuatro puesto (6 por ciento) entre las personas percibidas con potencial para ganar las elecciones.

La oposición tiene pendiente de seleccionar a sus candidatos presidenciales, puesto que en el caso de la Coalición Nacional aún trabajan en definir sus estatutos. Los partidos políticos tampoco han definido sus candidaturas, siendo la excepción el FSLN que repetiría con el dictador Ortega.

Al margen de las opiniones a favor o encontra de candidatos y partidos, la encuesta de Cid Gallup refuerza que es mayor el número de nicaragüenses que consideran el próximo proceso electoral transcendental para los cambios que se necesitan en el país

Un 69 por ciento de los entrevistados consideró que las próximas elecciones presidenciales “pueden traer cambios positivos en su vida». En el análisis de quiénes y cómo respondieron, se determinó que mientras más educado el nicaragüense, más cree en la importancia de las elecciones.

“Eso sí si un político les habla del “amor al prójimo” son pocos los que lo creerían. Más educado menos cree en la sinceridad de los políticos nacionales. Más escéptico son los entrevistados que no tienen fe religiosa», concluye la encuesta.