OMS: La pandemia del Covid-19 se está acelerando

El director general de la Organización Mundial de la Salud (OMS), Tedros Adhanom Ghebreyesus, aseguró este viernes que la pandemia del Covid-19 se está acelerando y entrando en una “nueva y peligrosa fase».

El jueves se registraron más de 150,000 contagios en el mundo, la mayor cifra en un día desde que inició la pandemia. “Casi la mitad de esos casos se reportaron en América, con elevados números también en el sur de Asia y Oriente Medio», señaló el director de la OMS.

Asimismo alertó que “el virus sigue expandiéndose rápido, todavía es mortal y mucha gente es susceptible de contraerlo». Hasta este viernes, el mundo se registran 8,550,458 casos de Covid-19 en el planeta y 456,726 muertes, según el registro de la Universidad Johns Hopkins.

“El mundo se encuentra en una fase nueva y peligrosa. Es comprensible que muchas personas estén hartas de estar en sus hogares. Los países están ansiosos de abrir sus sociedades y economías», agregó Adhanom. Y es que muchos países, sobre todo los europeos y Estados Unidos, han relajado las medidas de aislamiento y se han abierto al turismo para recuperar la economía.

Algunos de los países que han reducido sus medidas han experimentado rebrotes, como el caso de Alemania, donde más de 700 personas dieron positivo en el matadero más grande del país y la región donde está ubicado tuvo que tomar nuevas medidas como el cirre de las escuelas. De igual forma, en la capital alemana se registró un brote de 70 casos en un bloque de apartamentos.

En el caso de Estados Unidos, los estados de Texas, Arizona y Florida experimentaron récords de nuevos casos de coronavirus en días recientes. Asimismo, más de una docena de otros estados también informaron gran aumento de infectados a medida que gran parte del país reabre.

“La mayor parte de la población sigue siendo susceptible. Seguimos pidiendo a todos los países que se centren en lo básico: encontrar, aislar, hacer test y proveer cuidados para cada caso, rastrear y poner en cuarentena cada contacto», instó el director de la OMS en su rueda de prensa este viernes.

Las medidas se deben tomar en base a los datos

En la misma conferencia, Mike Ryan, director ejecutivo del Programa de Emergencias de la OMS, aseguró que levantar el confinamiento debe ser un proceso gradual, cuidadoso y basado en los datos. “Si los países no saben dónde está el virus, pues el virus los va a volver a sorprender».

“Cuando se identifiquen grupos de casos de coronavirus después de haber suprimido la transmisión, hay que detectarlos rápidamente y controlarlos para evitar una segunda ola, no se puede dejar salir de control de nuevo», afirmó.

En varias ocasiones, la OMS ha afirmado que una segunda ola de contagios es muy probable, sin embargo para entonces los países deberían estar preparados y los sistemas de salud con la capacidad para no ser tan golpeados como cuando inició la pandemia.

“No podemos sorprendernos de que vuelvan aparecer casos, porque la mayoría de la población del mundo sigue siendo susceptible y si no estamos detectando y rastreando correctamente, pues por supuesto que el virus va a volver a tomar fuerza», dijo Maria Van Kerkhove, jefa de la Unidad de Enfermedades Emergentes del organismo.

La situación en Latinoamérica

Hace semanas, el organismo afirmó que el epicentro de la pandemia está en América Latina. Entre los 15 países del mundo con mayor número de casos confirmados hay cuatro latinoamericanos: Brasil, Perú, Chile y México. De hecho este viernes, Brasil superó el millón de contagios.

“El sistema de salud y los hospitales en Brasil aún continúan resistiendo la carga del brote, pero es difícil para cualquier sistema aguantar un continuo aumento de casos, y esto necesita abordarse con un enfoque integral», dijo Ryan.

El pasado 3 de junio, Ryan dijo que “estamos preocupados por la situación de la enfermedad en países como Nicaragua», ya que el este se encuentra en la fase de contagio comunitario y controlarla es difícil y requerirá de “una estrategia integral de medidas públicas y tener una comunidad muy partícipe de esas medidas, una gobernanza muy sólida y un compromiso sostenido en el tiempo».

Aunque el Ministerio de Salud (Minsa) de Nicaragua asegura que hasta el 17 de junio en el país solo habían 1,823 casos y 64 muertes, asociaciones independientes como el Observatorio Ciudadano contabiliza hasta el 10 de junio 4,971 casos y 1,398 muertes sospechosas por coronavirus.