¿Quién es Valmore Valladares, el político al que los arnoldistas acusan de pretender destruir el PLC?

Valomore Valladares, uno de los dirigentes que abrió el litigio legal dentro del Partido Liberal Constitucionalista (PLC) por la designación de Miguel Rosales en la presidencia nacional de la organización, es para el grupo de los dirigentes arnolistas una persona que busca fracturar al partido rojo o empantanarlo en un pleito legal similar, al que causó cuando Valladares era de las filas del Partido Liberal Independiente (PLI).

Y es que Valladares fue de los cuatro grupos que entre 2010 y 2016, gestaron un golpe contra el político Eduardo Montealegre cuando éste era el representante legal y presidente nacional del PLI, acciones que le permitieron al régimen de Daniel Ortega deshacerse de quien era su principal rival opositor para las elecciones de noviembre del 2016, permitiéndole al dictador concretar otro fraude electoral y reelegirse para un tercer período consecutivo.

La “guerra» por el control del PLI, en la que Valladares junto a los políticos Virgilio Gurdián (ya fallecido), Pedro Reyes y José Venancio Berrios, reclamaban para sus fracciones la representación legal del partido la llevaron ante la Sala Constitucional de la Corte Suprema de Justicia, controlada por operadores políticos del orteguismo, donde “durmió» seis años.

Los magistrados judiciales finalmente resolvieron el caso 8 de junio del 2016, en plena carrera electoral y decidieron quitarle la representación legal del PLI a Montealegre y se la entregaron a Pedro Reyes, una de las fracciones que junto a Valladares, habían causado la fractura del entonces principal partido de oposición contra el orteguismo.

Valladares no consiguió quedarse con el Partido Liberal Independiente porque, afirmó, rechazó “las prebendas económicas» que le ofrecieron operarios del Frente Sandinista, y tampoco quiso aliarse con Pedro Reyes, a quien los magistrados le entregaron el PLI.

“Me ofrecieron tener diputaciones y prebendas económicas, dinero en efectivo, a lo cual me negué porque yo estaba peleando un derecho, no pidiendo un favor al Frente Sandinista. Mi pensamiento democrático no me permite hacer esos amarres», dice Valladares, ahora en las filas del PLC.

PLC, Partido Liberal Constitucionalista, Arnoldo Alemán, Miguel Rosales, coronaviru
Valmore Valladares, Jorge Ocampo (derecha) y otros dos directivos del PLC, cuando presentaron recursos en el CSE contra el CEN por la designación de Miguel Rosales. LA PRENSA/ CORTESÍA

Lea Además: Corte Suprema de Justicia quita el PLI a Eduardo Montealegre

El PLI liderado por Montealegre logró cohesionar a varios partidos adversarios al orteguismo en la Coalición Nacional por la Democracia integrada por el Movimiento Renovador Sandinista (MRS), Unión Demócrata Cristiana, Cruzada Liberal por la Unidad, Movimiento Constitucionalista Ramiro Sacasa Guerrero, Partido Nueva Alianza Cristiana, Partido Acción Ciudadana, Partido Movimiento de Unidad Costeña y un sector del Partido Resistencia Nicaragüense.

Esa Coalición se fundó en 2015 como la principal fuerza opositora para enfrentar al gobernante Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN) en los comicios generales del 2016.

El golpe propiciado por el orteguismo, a través del fallo de la Sala Constitucional, provocó la disolución de esa Coalición opositora. El PLI en manos de Pedro Reyes participó solo en las elecciones del 2016, pero sin el respaldo de base que tenían cuando lo dirigió Montealegre. Esto lo convirtió en otro partido satélite para favorecer la permanencia de Ortega en el poder.

Reyes gestó otro golpe contra los opositores al pedir la destitución de 28 diputados, propietarios y suplentes, que habían sido electos en 2011 en la casilla del PLI, acusándoles de “tránsfugas» por negarse esos legisladores a someterse a sus órdenes.

Reyes fue rápidamente favorecido por el CSE donde se ordenó destituir a los 28 diputados, quienes fueron reemplazado por personas que convenían más al régimen pues votaron a favor de todas las leyes de la dictadura mientras estuvieron en el cargo.

Arnoldo Alemán lo incorporó al PLC

Días antes del fallo de la Sala Constitución, Valladares aseguró que de ganar la representación legal del PLI rompería la Coalición Nacional por la Democracia, porque entonces ya tenía un acuerdo de alianza con Arnoldo Alemán para unirse al PLC.

El político de tendencia liberal no fue favorecido por los magistrados orteguistas, pero sí concretó su alianza con Alemán, pues Valladares se afilió como miembro del PLC en enero del 2019.

Lea También: Se activa litigio por el PLI en Corte Suprema de Justicia

“A mí me invitó Arnoldo Alemán a integrarme al PLC, después del fallo de la Corte Suprema de Justicia que nos arrebatara el PLI y se lo dieran a Pedro Reyes, porque él era el agente del Frente Sandinista que le convenía», refirió Valladares a LA PRENSA. Argumentó que en su trayectoria como político solo ha militado en el PLI y ahora en el PLC, por ser ambos de tendencia liberal.

En el PLC ascendió rápido siendo actualmente el vicepresidente de la comisión nacional electoral, puesto que usa para ahora actuar legalmente contra la decisión del Comité Ejecutivo Nacional (CEN) de no realizar las elecciones partidarias y reemplazarlas por las designaciones de cargos de los 44 presidentes municipales, departamentales y nacionales, incluida la presidencia nacional del partido rojo, que cumplieron dos períodos consecutivos.

Valladares introdujo este 18 de junio un recurso de inaplicabilidad contra los estatutos del PLC que supuestamente rozan con la Constitución Política, para que se invalide la designación de Miguel Rosales como presidente nacional, la reelección del resto de miembros del CEN, entre ellos Arnoldo Alemán y su esposa María Fernanda Flores, y se detengan los cambios de los demás cargos departamentales, municipales y regionales.

PLC ya piensa en ser la casilla de la Coalición Nacional

Martha McCoy, secretaria nacional de actas del CEN, aliada a Alemán, criticó que Valladares esté causando una litis en el PLC con el fin de provocarle un daño para “manchar la potencial casilla en la que pueda participar la Coalición Nacional», en unas eventuales elecciones nacionales en 2021, en donde se le dispute el poder al dictador Ortega.

Puede Interesarle: Pedro Reyes destituido del PLI

“Llegó como aliado y en el partido se le abrieron las puertas. Te puedo decir que él (Valladares) ha estado casi todo el tiempo en las oficinas de la fundación de Alemán, y en este tiempo, más de un año, se le daba una ayuda económica en el partido, pero ahora con esta crisis de la pandemia (del Covid-19) se la suspendieron, tal vez por eso anda protestando», afirmó McCoy.

La también diputada suplente refirió que el CEN fue informado de que Valladares luego de una discusión el pasado 21 de marzo, “renunció verbalmente» como vicepresidente de la comisión electoral de la organización política. McCoy afirmó que tiene dos informes sobre ese caso, aunque no se tramitó la renuncia formal, que señalan que Valladares habría dejado de asistir a las reuniones de dicha comisión.

“Es locura lo que dice que los estatutos del partido rozan con la Constitución, pero claramente con esto le está haciendo el juego a Daniel Ortega. Su actuar en el PLI (de Valladares), no quiero estar de mal pensada, pero parece que quiere perjudicar la casilla del PLC de la misma manera, porque el Partido Liberal Constitucionalista es el único que no ha tenido problema de litis, y si le hacen daño legalmente, se le hace también a la Coalición Nacional», afirmó McCoy.

Insistió la secretarias de actas del PLC que se han ajustado a los estatutos para designar los cargos vencidos. “El artículo 81 de los estatutos del partido, explicó McCoy, no permite que los presidente estén más de períodos consecutivos, deben dejar el cargo precisamente porque estamos en desacuerdo con la presidencia ininterrumpida que se establece en la Constitución Política, es porque no queremos una dictadura en nuestro partido como la hay en el país».

Valladares respondió a los señalamientos de McCoy como “absurdos» al compararse los problemas legales del PLI con los del PLC. “Es absurdo y una desfachatez total al no tener argumentos de defensa, la reelección de un grupo del CEN y nombramiento de dedo del presidente nacional .es inaceptable en el PLI, PLC y cualquier otro partido político», afirmó el político. Sin embargo, sera el CSE, controlado por el régimen orteguista, si le de la razón a los que apoyan a Valladares o su antiguo aliado político, Arnoldo Alemán.

Partido pasó de mano en mano

Tras despojar a Eduardo Montealegre de la representación legal del PLI, la Sala Constitución se la entregó a Pedro Reyes. Aunque en noviembre del 2016 Reyes fue destituido como representante legal y presidente de la organización política por el Consejo Supremo Electoral (CSE), basado en los conflictos con otros dirigentes.

Desde entonces ese partido está en manos de Mario Asensio Flórez quien ha demostrado ser un aliado de la dictadura y fue premiado con una designación con dos diputaciones en la Asamblea Nacional, la del mismo Asensio Flórez y Pedro Joaquín Treminio. A pesar de que la litis por el control del PLI persisten, ya que varios miembros reclaman a Flórez negarse a convocar a la convención para elegir directivos, en el CSE llevan cuatro años sin resolver los recursos en este caso.