Por qué el impacto socioemocional provocado por el coronavirus afecta más a los nicaragüenses

En menos de dos meses doña Ángela Altamirano ha perdido a tres miembros de su familia a causa del Covid-19, la tristeza es tan grande que ha caído en depresión, sufre de insomnio, ha perdido el apetito y las ganas de vivir, esa misma crisis emocional evade a muchos hogares nicaragüenses, donde se ha perdido un familiar en este contexto.

La Fundación Nicaragüense para el Desarrollo Económico y Social (Funides) elaboró una nota técnica denominada “Implicaciones Socioemocionales del Covid-19”, donde señala que en este tiempo los nicaragüenses deben aprender a lidiar con el impacto socioemocional, aceptando la nueva realidad, y manteniendo la mente ocupada.

“Seguir las recomendaciones para prevenir y lidiar con los impactos socioemocionales del Covid-19 es fundamental para evitar caer en pánico, acaparar bienes de consumo motivados por el miedo o profundizar afectaciones psicológicas preexistentes”, detalla el documento.

La información que presenta Funides detalla que la situación de Nicaragua es más difícil, ya que la crisis sociopolítica del 2018 tuvo un fuerte impacto emocional y muchos no lo habían superado.

Lea además: Este ha sido el impacto en la población a 20 días del llamado a la cuarentena voluntaria

“En Nicaragua, las implicaciones socioemocionales del Covid-19 ocurren en un contexto de alta vulnerabilidad como resultado de la crisis sociopolítica. En 2019, antes de la pandemia actual, las principales afectaciones socioemocionales de los nicaragüenses incluyeron: trastornos del sueño (42 por ciento), ansiedad (33.4 por ciento), depresión (30.9 por ciento), y falta de apetito (26.5 por ciento). Por ende, esta situación podría agravarse en el corto, mediano y largo plazo”, indica Funides.

De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud (OMS), el Comité Permanente Interinstitucional de Naciones Unidas (IASC) y el Servicio Administrativo de Abuso de Sustancias y Salud Mental de Estados Unidos (CDC) que cita la nota técnica de Funides, las principales afectaciones socioemocionales debido a esta pandemia son: impotencia, desesperanza, miedo a morir, culpa, soledad, depresión, ansiedad, temor al contagio, trastorno de estrés agudo, deterioro en el desempeño laboral, agotamiento y estrés postraumático.

En cualquier situación o contexto de crisis, existen grupos más vulnerables que otros. De acuerdo con la OMS, los grupos de alto riesgo en términos socioemocionales por el Covid-19 son: trabajadores de la salud, mujeres niñas, adolescentes, adultos mayores, personas en condición de pobreza, trabajadores en la informalidad y personas con enfermedades preexistentes.

Lea también:Rosario Murillo sigue convocando a actividades masivas. Esto anunció para León este fin de semana

Qué se puede hacer para lidiar con los problemas emocionales

Para lidiar con las afectaciones socioemocionales del Covid-19, la OMS y otras instituciones como el Consejo de Psicología de España recomiendan una serie de acciones, entre las que destacan aceptar la nueva realidad.

“Pasar del miedo a la aceptación y la acción. Las personas necesitan sentir que tienen cierto control sobre sus vidas, por tanto, aceptar la realidad de la pandemia y tomar todas las medidas necesarias para prevenir el contagio, genera una sensación de control que disminuye la ansiedad y el miedo que surgen al sentir impotencia o indefensión”, detalla el documento de Funides

El organismo recomienda en su nota técnica no sobreexponerse a noticias que generen ansiedad y limitar el seguimiento de la información sobre el Covid-19 a horas específicas del día.

También indica que es importante establecer una rutina diaria, especialmente estando en cuarentena y mantenerse físicamente activo. Así como utilizar la tecnología y redes sociales para mantener la comunicación con familiares y personas cercanas.

Puede interesarle: Régimen de Ortega confirma su interés de insertarse en las “burbujas de viajes» para reactivar turismo

La irresponsabilidad de régimen nos afecta a todos

El documento también destaca que la situación se vuelve más compleja para el país por el manejo irresponsable del régimen de Daniel Ortega, que nunca declaró cuarentena, no aplicó medidas de contingencia y por el contrario sigue invitando a eventos de concentración masiva.

“En Nicaragua, la falta de directrices claras y eficaces de salud pública por parte del Estado para prevenir y enfrentar la pandemia ha hecho que muchos ciudadanos, así como empresas, colegios y otros centros de trabajo estén actualmente tomando medidas de distanciamiento social y cuarentena de forma voluntaria” señala Funides.

La pandemia del Covid-19 ha generado hasta la fecha más de 8.48 millones personas infectadas, de las cuales han fallecido 139, 026 personas, en 188 países. En Nicaragua, según datos del Ministerio de Salud se registran 1,823 casos de coronavirus y 64 fallecidos por la misma causa.