Salida del Movimiento Campesino agrieta a la oposición nicaragüense

El tiempo que solicitó la Alianza Cívica (AC) para retrasar la firma de los estatutos de la Coalición Nacional desencadenó la inconformidad entre sus miembros, con el costo de la salida del Movimiento Campesino (MC) de sus filas.

También le valió el cuestionamiento tanto de miembros de su estructura departamental, como de representantes de otras organizaciones integrantes de la Coalición Nacional. La decisión de la directiva de la AC es interpretada como un paso para alejarse de la Coalición Nacional y unirse al partido Ciudadanos por la Libertad (CxL).

Lea además: El Movimiento Campesino se retira de la Alianza Cívica: “Nuestros puntos de fondo no han sido escuchados ni nuestra delegación consultada»

La AC ha tenido más acercamiento con CxL en los últimos meses, partido que no quiere ser parte de la Coalición Nacional.

Esta crisis se empezó a gestar el fin de semana pasado cuando Luciano García, presidente de Hagamos Democracia, y quien se encuentra en el exilio en Costa Rica, denunció que tanto CxL como el PLC se habían convertido en “tranques” para la firma de los estatutos de la Coalición Nacional, particularmente dentro de la Alianza. Los problemas a lo interno de la AC fueron confirmados en esa ocasión por Medardo Mairena, líder del Movimiento Campesino, y José Pallais.

Lea también: Campesinos nicaragüenses exiliados en Costa Rica retribuyen ayudando a pobladores en Upala

El MC explicó en un comunicado que su retiro de la Alianza se debe a que esta organización “nunca” los ha visto como parte de la misma. “Hasta el momento de emitir este comunicado, nuestros puntos de fondo no han sido escuchados ni nuestra delegación consultada debidamente. En reiteradas ocasiones se han tomado decisiones sin tomar en cuenta a nuestros delegados”, expresa el comunicado.

Mairena, coordinador del MC, reconoció además que no están de acuerdo con retrasar la firma de los estatutos de la Coalición Nacional.

Puede interesarle: PLC provoca conflicto en la Coalición Nacional. Se retira de discusiones para presionar que se acepten sus propuestas

Mairena reafirmó que la prioridad urgente del MC será la construcción de la Coalición Nacional, a la cual seguirán apoyando para consolidar la unidad.

Argumentos de la Alianza

La Alianza lamentó el retiro del MC y a la vez negó las aseveraciones de que estos “no han sido escuchados ni consultados debidamente”.

“El MC, desde siempre ha tenido un lugar importante dentro de todas las instancias de toma de decisiones de nuestra organización. A pesar de que nombraron a sus tres representantes ante el pleno de nuestra organización y en las diferentes comisiones de trabajo, ejercieron su representación, voz y voto en igualdad de condiciones para la toma de decisiones dentro del Consejo Ejecutivo, estos espacios nunca fueron atendidos a cabalidad. Por meses, hubo múltiples intentos de acercamiento a sus representantes de parte de diferentes sectores de la Alianza para sostener conversaciones internas con transparencia, mismos que fueron evadidos”, expresa el comunicado de la Alianza.

Chamorro defiende su petición de tiempo

Además, el director ejecutivo de la AC, Juan Sebastián Chamorro, defendió la posición de pedir más tiempo para firmar los estatutos que regirán a la Coalición Nacional, debido a la crisis por la pandemia del Covid-19 y también mientras el PLC —otro integrante de la Coalición Nacional—, resuelve su litis interna.

Insistió en que el PLC debe resolver su problema interno y que eso no sea un inconveniente al momento de reunirse en la mesa multilateral, que es donde discuten los estatutos de la Coalición.

Lea además: Movimiento Campesino denuncia que Mined amenaza con aplazar a niños en el campo que no regresen a clases por el Covid-19

“Esto no es una disputa con el PLC. Nosotros queremos que el PLC pueda resolver sus diferencias internas. Nuestra voluntad es que los problemas y los diferendos se puedan resolver, ese es el espíritu del comunicado, y si nosotros podamos ayudar en eso”, dijo Chamorro.

Sobre los 91 miembros departamentales de base de la Alianza, que exigieron a través de un carta no demorar más la firma para adherirse a la Coalición Nacional, Chamorro señaló al respecto que esa es la posición de un grupo dentro de la organización y es algo que discutieron el fin de semana, a través de una reunión virtual. Explicó que la carta de los miembros departamentales es un documento interno que no debió salir a la luz, pero debido a que se hizo público están surgiendo diferentes interpretaciones.

“Grupo de empresarios” ejerciendo presión

En las redes circuló un audio filtrado de Félix Maradiaga, miembro del Consejo Político de la Unidad Nacional Azul y Blanco (UNAB) e integrante de la Coalición Nacional, en el que relacionó la decisión de la Alianza de pedir tiempo con su acercamiento con el partido CxL y también mencionó al sector empresarial como un factor en las diferencias que está teniendo esta organización.

Lea también: Líder campesino Medardo Mairena responde al Ejército sobre ejecuciones en el campo: “Los testimonios de los familiares hablan por sí solos»

“Una facción importante de la Alianza Cívica tiene mayor simpatía con CxL. La facción obviamente más ligada al grupo de empresarios que está dentro de la Alianza”, se escucha decir a Maradiaga

Firma es el 25 de junio

La firma del documento estatutario de la Coalición Nacional, que sentará las bases que regirán la unidad opositora está previsto a ser firmado el próximo 25 de junio.

El Partido Restauración Democrática (PRD), integrante de la Coalición Nacional, se sumó a la voces que piden la firma de los estatutos el próximo 25 de junio.

Origen de la Alianza Cívica

La Alianza Cívica es una organización opositora que nació en el primer intento de diálogo nacional en 2018, entre sectores opositores y el régimen de Daniel Ortega.

Los primeros integrantes de la Alianza fueron representantes del Movimiento Campesino, organizaciones estudiantiles, el sector empresarial, sociedad civil y políticos opositores, convocados por los obispos de la Conferencia Episcopal de Nicaragua, que fue mediadora del diálogo.

El retiro del Movimiento Campesino es el segundo revés a la Alianza Cívica en los últimos días. La semana pasada también el líder estudiantil Edwin Carcache anunció su retiro definitivo de esa organización.

Cercanía de Alianza y CxL

Luciano García, presidente de Hagamos Democracia, organización que también es integrante de la Coalición Nacional pero a través de la Unidad Nacional Azul y Blanco (UNAB), dijo que el acercamiento de la Alianza Cívica con el partido Ciudadanos por la Libertad (CxL) ha hecho pensar que la primera se quiere alejar de la Coalición Nacional, debido a que CxL ha expresado su rechazo a integrar esa plataforma. La presidenta nacional de CxL, Kitty Monterrey, ha negado tener alguna vinculación con los problemas de la Coalición.