Casi 400 trabajadores de la Alcaldía de Managua enviados a reposo por síntomas de Covid-19

La Alcaldía de Managua resiente el avance del Covid-19 en Nicaragua al sumar unos 400 trabajadores de la municipalidad enviados a reposo por presentar síntomas del virus y varios fallecidos, confiaron a LA PRENSA fuentes internas que aseguran, hay preocupación en el ambiente laboral.

El Distrito Cuatro y Centro Cívico son los más afectados, concentrándose en las direcciones de Asuntos Legales, Recaudación, Medio ambiente, Secretaría General, Recursos Humanos y Administración Financiera.

Las mismas fuentes municipales confiaron que incluso ha habido bajas en parte del personal de Juventud Presidente, encargado de elaborar videos e información a favor del régimen orteguista. Aunque formalmente esta área no pertenece a la comuna, lo cierto es que sus instalaciones están al lado de las oficinas de Fidel Moreno, secretario general de la Alcaldía. Operan ahí desde abril 2018, a raíz de la explosión social.

Nicaragua confirmó el primer caso de Covid-19 el pasado 18 de marzo pero la comuna capitalina se resistió a implementar acciones y medidas de prevención a lo interno. Al contrario, la alcaldesa Reyna Rueda y Fidel Moreno continuaron promoviendo actividades públicas sin respetar el distanciamiento social que recomiendan las organizaciones internacionales de la salud.

Fue meses después, cuando los casos de Covid-19 aumentaron de forma acelerada, que las autoridades locales desarrollaron algunas acciones en sus instalaciones, siendo la más visible la colocación de lavamanos en las entradas a las direcciones y la estricta desinfección de cualquier persona previo a ingresar a los despachos de Rueda y Moreno.

Esfuerzo por aparentar normalidad

Gobiernos de la región centroamericana han implementado cuarentenas para reducir la curva exponencial de contagios de Covid-19. Las autoridades nicaragüenses se rehúsan a decretarlo y se esfuerzan en aparentar normalidad. La Alcaldía, que actúa apegada a lo dictado por Presidencia, actúa bajo esa línea.

Al finalizar la sesión de mayo, celebrada a finales del mes en el parque japonés, LA PRENSA le preguntó a la alcaldesa sobre qué otras acciones piensa tomar para proteger a sus trabajadores de contagios, pero guardó silencio. Se rehusó a brindar declaraciones.