Las lesiones impidieron a futbolista nicaragüense fichar con el Vélez Sarsfield de Argentina

Los diferentes entrenadores de Stward Castillo han dado buenas referencias de sus condiciones futbolísticas desde juvenil. El talento del esteliano le permitió jugar con Real Estelí B en la Segunda División con 15 años y pasó por todas las selecciones nacionales menores: Sub-17, Sub-20 y Sub-23. Su buen desempeño en esos procesos llamó la atención de los agentes Guillermo Tofoni y Maurizio Peveralli, quienes lo llevaron a una prueba en el Vélez Sarfields de Argentina en 2018.

Puede interesarte: El enorme desafío que enfrenta el único futbolista nicaragüense en el futbol europeo

El volante, ahora jugador del CD Junior, nacido en Costa Rica hace 20 años de padres nicaragüenses (Azucena Castillo y Jany Castillo), viajó a Argentina en febrero y regresó al país a mitad de marzo. “A la semana me avisaron que regresara, que había pasado la prueba», relata Castillo, quien en la semana que estuvo en Nicaragua jugó en la Juvenil Especial de Estelí donde se lesionó la rodilla derecha en un partido contra Ocotal.

“Así me fui, allá me vieron y estuve reposo mes y medio», explica Castillo, quien volvió a entrenar en mayo con el equipo de quinta división (nacidos en el 2000). El volante señaló que a finales de julio, una semana antes de comenzar la siguiente temporada, se lesionó el quinto metatarsiano del pie izquierdo. Un mes y medio después volvió a entrenar, pero no jugó ni firmó porque le faltaba la transferencia internacional y finalizar los trámites de la residencia argentina.

Además lea: Estos son los deportistas más millonarios de los últimos 30 años, según Forbes

Buenas proyecciones

Los agentes de Castillo le informaron que de darse su fichaje sería para la quinta división de Vélez con opciones de jugar en la Reserva —la antesala del plantel mayor— donde juegan los mejores jugadores de varias divisiones y los del primer equipo que no son convocados al juego de turno. “Entrené normal y jugué amistosos contra el Gremio de Brasil y un equipo de Noruega en octubre», sostiene el jugador.

En noviembre, el responsable de la reserva le dijo a Castillo que el club cambiaría las políticas de la categoría para la próxima temporada. “No entendí bien qué iba pasar y si lo hicieron, pero Vélez es un equipo grande, exigente que no perdona nada. Creo que perdieron la confianza mí por las lesiones porque me estaban dando todo y después me propusieron que me quedara y que yo pagara mi apartamento y gastos personales», explica el jugador.

Los agentes del jugador no podía asumir todos porque era caro y decidí regresar a Nicaragua por problemas personales. La Juvenil del Real Estelí le abrió las puertas y regresó a jugar. En la temporada 2019-20 tuvo conversaciones para jugar con Las Sabanas, sin embargo no se concretaron y decidió fichar por HyH Sébaco de la Segunda División.

“El Junior me está dando ahora la oportunidad de estar en Liga Primera y quiero aprovecharla al máximo. La idea es ayudar a los objetivos del club y hacer un buen torneo, quiero seguir aprendiendo, mejorar y estar listo para asumir una nueva oportunidad en el extranjero», comenta Castillo, quien asegura sentirse bien capacitado para volver a intentarlo en el futbol argentino o en cualquier parte del mundo.