Régimen mantiene en prisión al joven opositor Oliver Montenegro en Jinotega

El joven opositor Oliver Montenegro Muñoz, de 21 años, fue secuestrado el domingo 21 de junio en el casco urbano de Wiwilí, Jinotega, en la vía pública, cerca de las 7:30 de la noche. Ahora se encuentra en las celdas de la Policía de Jinotega donde fue trasladado sin avisar a sus familiares. Presuntamente la Fiscalía lo acusará mañana miércoles por presunto asesinato.

“Oliver se encontraba con unos amigos y la Policía Orteguista llegó y se lo llevó sin dar explicación. Mi papá Viviano Monteengro fue a preguntar por él y no le dieron explicación de su detención, solo le dijeron que estaba en Jinotega», dijo Enoc Montenegro Centeno, tío del joven perjudicado.

Este lunes la mamá del joven fue a dejarle comida y ropa y se la aceptaron, pero no dicen nada de la detención. “No hay motivos para detener a mi sobrino. Él no ha cometido delitos. Oliver se dedica a la agricultura con mi papá. Lo que queremos es que se le respete su vida y su integridad física y que lo liberen», agregó Enoc Montenegro.

#DenunciaPública
El día de ayer fue secuestrado en Wiwilí, Jinotega el hijo del señor Oliver Montenegro, el joven, quién también responde al nombre de Oliver Montenegro fue secuestrado arbitrariamente por la policía orteguista #SOSNicaragua @CIDH @CPDHNicaragua @cenidh pic.twitter.com/BtAIjNqscV

— Unidad Nacional Azul y Blanco (@UnidadNic) June 22, 2020

Persecución, muerte y exilio

Puede interesarle: LA HISTORIA DE LOS MONTENEGRO, PERSEGUIDOS Y CAZADOS POR PENSAR DIFERENTE

La familia Montenegro Centeno ha sufrido todas las formas de represión del régimen de Daniel Ortega desde el 2018 por apoyar las protestas sociales en el país. A la fecha han asesinado a cuatro miembros de esta familia, entre ellos Oliver Montenegro Centeno, papá del ahora detenido. Este fue asesinado de forma atroz por policías y paramilitares en su finca en la comarca Esperanza de Quilambé en Wiwilí, ubicada a unos 330 kilómetros de Managua, el 23 de enero de 2019.

Luego, elementos desconocidos asesinaron a Edgar Montenegro Centeno y a su hijastro Jalmar Zeledón Olivas, perseguidos hasta Honduras, donde los asesinaron el 27 de junio de 2019. Luego asesinaron a Francisco Blandón Herrera, esposo de Telma Montenegro el 27 de julio de 2019. Este también fue baleado cerca de su finca, por presuntos por paramilitares.

“Nosotros pedimos que cese la persecución. Ya hemos sufrido todas las formas de represión. Nos mantenemos encerrados en casa desde antes que llegara el coronavirus porque vivimos asediados. Es más peligroso el régimen que el coronavirus. El motivo de la detención de mi sobrino es persecución política. Nos han matado, perseguido, exiliado y ahora detención ilegal», expresó Enoc Montenegro.

Lea también: Familia Montenegro sigue siendo hostigada por la justicia orteguista después que asesinaron a cuatro de sus miembros

Viviano Montenegro y Angela Centeno Herrera, abuelos paternos de Oliver Montenegro, temen que la Policía quiera desaparecer a su nieto. “No hay motivo legal para que sea detenido, exigimos que no le hagan daño, queremos que se respete su vida, nuestra madre ya no aguanta esta persecución», dijo Montenegro.

La abogada Yonarqui Martínez representará al joven Oliver Montenegro, de cual se espera sea acusado este miércoles por la Fiscalía.