Mined busca «normalizar» clases en colegios públicos con una guía para los estudiantes que no han asistido por la pandemia

El régimen orteguista sigue sacrificando la calidad educativa con tal de aparentar una “normalidad» en los salones de clases, en momentos que Nicaragua mantiene el ascenso de la curva de contagio por Covid-19, y ha orientado a los docentes brindar una guía de estudios “sencilla» que salvaría el año escolar de los estudiantes. Además, anunció las teleclases para nivelación y reforzamiento escolar, que será transmitido por el canal 15.

Pero, aunque el régimen declare que buscan el bienestar de los estudiantes, docentes de colegios públicos consideran que esto es un “anzuelo» para captar la asistencia de los alumnos que se ha perdido desde que inició la pandemia en el país, y así mantener su discurso de “normalidad». La falta de medidas de seguridad y prevención para combatir el Covid-19, como la suspensión de clases, llevó a que los padres de familia dejaran de enviar a sus hijos a clases por temor a un contagio.

“Lo que ellos quieren es como nivelar la competencia del grado, pero eso está difícil porque si un programa tiene ocho unidades, a lo mejor ni dos unidades se van dar en todo el año, pero a nosotros no nos interesa todo el programa sino un tema en el que verdad aprendan los muchachos», dijo una maestra de tercer grado de primaria, que por temor a represalias omite su nombre.

Lea además: “Nos sentimos atados y amenazados». El clamor de los docentes que son obligados a impartir clases en medio de la pandemia

Según explicaciones de los maestros, el plan escolar de este año está atrasado. A la fecha, debieron haber finalizado el segundo corte evaluativo, por lo que el Ministerio de Educación, Mined, aprovechará las vacaciones intersemestrales (26 de junio al 13 de julio) para que el estudiante complete la guía de estudios y sea evaluado por los dos cortes.

La guía consiste, tanto para primaria y secundaria, en un ejercicio por cada clase básica: español, matemáticas, estudios sociales, ciencias naturales e inglés. El trabajo no debe pasar de dos páginas, según comprobó LA PRENSA.

“Eso es como un monitoreo (del régimen) para ver cuánto se presentan después de vacaciones», dijo la docente de primaria.

Desde que inició la pandemia en el país, se notó la inasistencia de los alumnos en los centros educativos públicos. LA PRENSA/O. NAVARRETE

“Reforzamiento» por teleclases

El Mined también anunció el contenido de la “nivelación y reforzamiento escolar» dirigido a la educación inicial, primaria, secundaria, secundaria en el campo y en jóvenes y adultos, el cual duraría el periodo de las vacaciones.

Al respecto, un maestro de cuarto año de secundaria explicó que si bien el Mined ya les compartió el contenido que se presentará en la televisión, el docente no fue tomado en cuenta al momento de elaborar el programa educativo, por lo que el “reforzamiento» no irá de acuerdo a plan de estudio del maestro.

“La lógica me dice que si van hacer eso, es porque ellos debieron haber mandado sus guías oficiales del Mined pero no ha sido así. ¿Cómo saben ellos dónde quedaron (en temas) los chavalos?», manifestó el docente.

La doctora en educación, Eva Córdoba, consideró que utilizar el término reforzamiento está fuera de contexto porque los alumnos hasta al momento no han podido recibir los temas del plan de estudio de este año. “Apegándonos a la responsabilidad que tiene la educación integral, a mí me parece que hablar de reforzamiento vienen a ser inadecuado porque no habido un previo aprendizaje, por las causas que sean que no se logró, y menos en un breve tiempo», declaró Córdoba, quien agregó que para presentar una guía, se debió valorar si se ajustaba al currículo o si estaba bien proporcionado los ejercicios.

Puede interesarle: Mined autoriza guía de estudios en vacaciones intersemestrales para recuperar notas y asistencia

Por su parte, el especialista en educación, Cefas Asensio, expresó que el Mined debería enfocarse en la calidad de la educación y emplear estrategias que respondan a la situación que atraviesa el país. “La calidad educativa deberá hacer cambios fundamentales en tiempo de pandemia, todos los niveles educativos tienen un perfil de salida que dicen cuáles son las competencias fundamentales que deben tener un egresado; en vez de estar tratando de llenar o reforzar los mismos contenidos, debería priorizar cuáles son las competencias que hay que reforzar», señaló.

Los profesores de primaria y secundaria coincidieron en que hay una gran déficit de aprendizaje en los estudiantes, y la situación empeora con el tipo de estrategias que emplea el Mined. “Yo no sé cuándo se va acabar la pandemia, para mí que los chavalos repitan porque ellos llevan déficit desde el 2018, se le regaló un año y ahora este año, estos muchachos van mal», lamentó la docente de primaria.

La maestra señaló que las teleclases, ayudarán siempre y cuando el padre de familia maneje el tema y tanto él como el alumno, sean disciplinados y le dediquen tiempo al estudio.

Recuperar asistencia, bajar calidad educativa

Asensio, aseguró que la estrategia del régimen de combinar una “especie» de nivelación académica para captar al estudiantado que ha dejado de asistir a clases es una cuestión “bastante triste» porque no se está atendiendo realmente la calidad educativa; y en vez de proteger a la comunidad estudiantil y atenderlos con calidad, más bien están tratando de recuperar la asistencia.

“Lo que observamos es el intento por recuperar (la asistencia), la cual es una actitud no prudente porque las vacaciones no es lo mismo que mandar a cuarentena. Lo que estamos viendo es una medida en la que pareciera que la lógica es que la pandemia se va a subordinar al calendario escolar pero eso es imposible», refirió el especialista.

Los expertos en educación coincidieron en que el Mined debería enfocarse en contenidos analíticos, investigativos, temas de lectura comprensiva, interpretativa para poder dar los primeros pasos de calidad. “Mientras no tengamos una raíz que se llama calidad, pertinencia, infraestructura, herramientas, bibliografía y capacidad docente, seguiremos hablando en las nubes, muchas cosas que no se pueden aterrizar como quisiéramos», concluyó Córdoba.