Polvo del Sahara en Nicaragua, ¿cuáles son los efectos?

La tormenta del polvo del Sahara ingresó al territorio nicaragüense este miércoles 24 de junio y desde ese momento se pudo observar sus efectos: cielos nublados y polvo fino. Este fenómeno natural tendrá presencia en el país hasta este domingo 28 de junio, informó Agustín Moreira, agrometeorólogo del Centro Humboldt.

Este fenómeno se formó el 13 de junio en África y desde entonces ha venido moviéndose – a través de los vientos alisios- hacia el Caribe, afectando Centroamérica, México y parte de los Estados Unidos. La tormenta del polvo del Sahara son masas de aire seco combinadas con polvo y se desplazan sobre la atmósfera superior, es decir vientos comerciales (a la altura de los aviones) y atmósfera inferior, explicó el experto.

Lea además: Polvo del Sahara: cuál es el fenómeno detrás de la densa nube que viaja 10.000 km desde África hasta América

De acuerdo a Moreira, la tormenta del polvo de Sahara se establecería en el país “con mayor fuerza» entre este jueves y viernes, por lo que se mantendrá el cielo con un tono grisáceo durante el día, y el atardecer con tono rojizo.

¿Cuáles son los efectos?

Aunque la tormenta del polvo de Sahara puede ser perjudicial para las personas, esto no es así para los suelos y la atmósfera. “El polvo de Sahara no es únicamente perjudicial sino que beneficioso para el suelo porque puede ser fertilizante y abono para los suelos porque trae minerales, trae nutrientes», declaró Moreira.

En las personas puede provocar conjuntivitis, alergia en la piel, asma, enfermedades pulmonares y cardiovasculares.

Foto tomada a 1 km al norte del empalme de la planta eléctrica Momotombo. Debido al polvo del Sahara se imposibilita ver el volcán Momotombo. LA PRENSA/CORTESÍA

Agregó que si bien entre los efectos que también tiene este fenómeno es retrasar las lluvias por las altas condiciones de aire seco y cargado de polvo, la combinación con las lluvias de la onda tropical número 9 que entraría este viernes al territorio nacional, representaría una amenaza para la salud de los nicaragüenses.

“Estas condiciones que vienen a generar alteraciones puede ocasionar lluvias que pueden ser ácidas o con bastante concentraciones químicas, estas no pueden usarse para beber ni para bañarse porque son contaminadas», advirtió el experto.

El experto aconsejó a la población el uso de mascarillas, gafas, vestir de camisas manga larga, tapar las fuentes de agua como el pozo, estanque o recipientes para evitar contaminación.

Fenómeno no es inusual

La tormenta del polvo del Sahara no es un evento natural inusual, aseguró Moreira, sino que se da cada año entre los meses de junio y julio, cuando los vientos alisios son más fuertes. Sin embargo, este año el fenómeno se ha visto más notorio porque “hemos tenido mayor fuerzas de los vientos» y eso está generando condiciones satisfactoria, al menos para el planeta, indicó el experto.

Lea además: Epidemiólogo alerta sobre enfermedades de temporada de lluvias que se suman al Covid-19 en Nicaragua

La Administración Nacional Oceánica y Atmosférica de EE.UU. (NOAA) manifiesta que cuando los vientos son particularmente fuertes, el polvo llega hacia la cuenca del río Amazonas, en América del Sur, donde los minerales en el polvo reponen los nutrientes en los suelos de la selva tropical, que se agotan continuamente por las lluvias tropicales.