Gerall Chávez: «Salí de mi casa varias noches para resguardarme de las amenazas sandinistas»

Nació en Jinotepe, pero se crió en El Rosario, Carazo. Pasa unas 15 horas diarias en redes sociales; de pequeño vendió arroz con leche y hoy dirige el medio de comunicación Nicaragua Actual, en el exilio.

¿Qué tipo de música le gusta bailar?
Perreo y música banda.

¿Con quién le gustaría quedarse atrapado en un ascensor?
Con Rosario Murillo, para preguntarle por qué es tan cínica y perversa.

¿Cuánto tiempo pasa en redes sociales?
¡Uy! Creo que más de 15 horas revisando varias redes. A veces me quedo dormido con el celular en la mano.

¿Cuál es su comida favorita?
Tengo varias, pero el arroz de piñata está en primer lugar, con fresco de cacao.

Un recuerdo triste.
El día que murió mi mejor amiga Sylgian en un fatal accidente en Carazo, tenía tres meses de haberme exiliado en Costa Rica.

¿Qué lo pone nervioso?
Que me digan que qué lindos ojos tengo. También cada vez que voy en vivo a presentar.

¿Por qué eligió el periodismo?
Fue una prima la que me motivó, me regaló el dinero para la matrícula y me pagó la universidad por más de dos años. ¡Gracias, Janeth!

¿Qué es lo más difícil que ha vivido?
Salir de mi casa en la noche y buscar dónde resguardarme porque los sandinistas me amenazaban. O entrar de forma irregular a Costa Rica, a pie, con una mochila y poco dinero.

¿Qué opina de Daniel Ortega y Rosario Murillo?
Son la peor pandemia que le ha tocado vivir al pueblo nicaragüense. No deseo que les dé Covid-19, porque me gustaría verlos pagar por sus crímenes.

¿Cómo recuerda las protestas de 2018?
Adrenalina y muchos sentimientos encontrados. Nunca imaginé cubrir la sublevación de un pueblo.

¿Qué olor le recuerda su niñez?
El atolillo, arroz con leche y el pan me recuerda cuando mi mamá los hacía. Yo salía a vender a las calles con mis hermanas.

Tres deseos.
Ver a Nicaragua libre, convertir a Nicaragua Actual en un medio de referencia, y recorrer todo el país de mochilero.