Nicaragua seguirá percibiendo efectos del polvo del Sahara, aunque meteorólogo asegura será leve

Los efectos del polvo del Sahara se continuarán percibiendo hasta la mitad de agosto; sin embargo, su impacto será de forma leve, como se estima que ocurra durante este fin de semana, explicó el agrometeorólogo del Centro Humboldt, Agustín Moreira, quien a la vez sostuvo que las lluvias afectarán el territorio nacional a partir de hoy viernes, por la tarde, debido al ingreso de la onda tropical número 13.

El viernes pasado, una capa de polvo cubrió gran parte de la capital y otros departamentos del país, como efecto de estas masas de aire seco combinadas con polvo que se desplazan en la atmósfera superior. El polvo llegó a Centroamérica, México y parte de Estados Unidos. Moreira explicó que las actuales concentraciones de polvo son muy bajas, y se espera que dichas nubes vuelvan a ingresar al territorio, pero que no sean tan densas como las de México.

Sumado a este fenómeno, las ondas tropicales mantienen su curso. El ingreso de la número 13 estaría generando lluvias de leves a moderadas a partir de la tarde de este viernes y con mayor intensidad este sábado y el domingo. El lunes, 6 de julio, se espera que ingrese al territorio la onda tropical número 14, cuyo desplazamiento favorecería para más lluvias.

Lea además: Polvo del Sahara en Nicaragua, ¿cuáles son los efectos?

polvo del sahara
Se espera que los efectos del polvo del Sahara se mantengan a mediados de agosto.
LAPRENSA/ÓSCAR NAVARRETE

Prevenidos

A estas precipitaciones se suman la posibilidad de tormentas eléctricas y vientos fuertes, estos últimos se mantendrán con rachas de 25 a 50 kilómetros por hora durante este fin de semana, dijo Moreira, por lo que no se descarta que en algunos casos, y como ha sucedido anteriormente, puedan tumbar árboles y afectar algunos techos de viviendas.

En la zona del Pacífico monitorean dos eventos; uno, de lluvias desorganizadas y una baja presión, ambas con menos del 50 por ciento de mayor desarrollo en los próximos cinco días. Por su parte, el Centro Nacional de Huracanes tampoco muestra actividad ciclónica para las próximas 48 horas.

Moreira recuerda mantener la precaución con las lluvias, ya que la combinación de estas con el polvo del Sahara, podrían generar lluvia ácida debido a la cantidad de partículas.