Dennis Martínez tuvo arranques de temporada alentadores, pero nunca ganó 20 en Grandes Ligas

La temporada regular de las Grandes Ligas tiene normalmente un recorrido de 162 juegos, pero este año, debido a la pandemia y la falta de entendimiento económico entre los dueños y jugadores, la campaña fue recortada a 60 partidos, por lo tanto, en lugar de esperar bateadores de 50 jonrones, la meta a seguir serán los 20, y el equivalente a ganar 20 encuentros para un lanzador, serán los siete u ocho éxitos, una cifra que el bigleaguer nicaragüense Dennis Martínez alcanzó cinco veces en llamativos arranques, a los que luego les faltó impulso.

Dennis tuvo una gran carrera en las Ligas Mayores y sus 245 victorias fueron de 1998 a 2018 la cifra más alta para un latino, hasta que el dominicano Bartolo Colón lo superó. No obstante, el nica jamás pudo ganar 20 en un año y ni siquiera fue más allá de los 16 triunfos. Por algún motivo, cuando tuvo excepcionales inicios de temporada, no pudo ser consistente a lo largo de la campaña.

Lea además: Cancelación de temporada de Ligas Menores frustra a prospectos nicaragüenses

Grandioso inicio

Lo más dramático fue en 1979, cuando en el juego 58 de la temporada con los Orioles de Baltimore, Dennis registró su victoria número nueve, por apenas dos derrotas, en 15 aperturas, ocho de ellas de recorridos completo, con dos blanqueadas, más efectividad de 3.04 en 112.2 episodios.

Sin embargo, en los siguientes 104 partidos de los Orioles, el granadino solamente ganó seis encuentros y perdió 14. Terminó con balance adverso de 15-16, ganando solo uno de sus últimos 12 inicios.

El 1 de agosto conquistó su triunfo 14 y su efectividad estaba en 3.57. Sin embargo, en sus siguientes 13 apariciones, 12 de ellas como abridor, apenas consiguió un éxito más y perdió ocho, mientras que efectividad apenas se movía a 3.66, reflejando que en realidad le faltó un poco de suerte, porque siguió permitiendo el mismo promedio de carreras que cuando tuvo una buena racha.

En 1981, siempre con los Orioles, Dennis ganó su octavo juego en el partido 60 de la campaña. Este año si tuvo un rendimiento estable y terminó con 14-5, pero dos meses de huelga le costó que no llegará a los 20.

En medio del Perfecto

La tercera vez que Dennis llevaba un ritmo para ganar 20 fue en 1991, ya instalado como el “as” de los Expos de Montreal y mismo año en el que tiró el Juego Perfecto ante los Dodgers de Los Ángeles.

Martínez ganó su octavo juego en el partido 56 de la temporada para Montreal y logró el noveno en el juego 61 del equipo con una blanqueada contra los Bravos de Atlanta, eclipsando 2-0 a John Smoltz, para reducir su efectividad a 2.02.

Sin embargo, luego solamente consiguió un triunfo en siete salidas, antes de su joya frente a los Dodgers el 28 de julio. En ese punto se había quedado rezagado en su pretensión por ganar los 20.

El nica ganó el liderato en efectividad con 2.39, pero no fue más allá de 14 victorias porque después del Perfecto tuvo balance de 3-5 en nueve salidas.

Últimos intentos

Cuando se unió a los temidos Indios de Cleveland ganar no era un problema, con todo y que estaba doblando la curva de los 40 años de edad.

En 1995, con 41 años, Dennis tenía balance de 7-0 a la altura del juego 58 de la temporada y llegó a ponerlo en 9-0 al partido 76, antes de perder su invicto justo en el ombligo de la campaña ante los Angelinos. Su total fue de 12 victorias, porque también fue un año recortado por huelga.

Lea también: Dennis Martínez es el lanzador de Grandes Ligas con más victorias sin una temporada de 20 éxitos

Finalmente, en 1996, el “chirizo” tenía balance de 8-2 en 12 aperturas en 52 juegos de los Indios, y apenas era 31 de mayo, pero no volvió a ganar hasta el 24 de julio y además las lesiones lo atacaron, dejándolo parqueado en nueve victorias en su año de despedida de la tribu.

Cuatro años de 16

Por el contrario, cuando Dennis ganó 16 juegos en cuatro temporadas diferentes, no tuvo los arranques antes mencionados.

En 1978 con Baltimore, tenía balance de 5-3 al juego 60 de la campaña, mientras que en 1982, su récord era de 6-4 en el mismo trayecto.

Su tercer año de 16 éxitos fue en 1989 con Montreal y a la altura del juego 60 del equipo, su balance estaba en 6-1.

La última vez que ganó 16 fue en 1992, de nuevo con los Expos, aunque en los primeros 60 partidos solo había ganado seis.