CPDH denuncia que orteguismo ralentiza el ingreso de nicas, mientras varados en Panamá comen y duermen mal en albergues

La Comisión Permanente de Derechos Humanos (CPDH) denunció este lunes 6 de julio que Migración y Extranjería de Nicaragua alarga el ingreso de sus conciudadanos que se encuentran en Panamá, al permitir grupos cada 72 horas y no cada 8 horas, a como según se había acordado en un inicio.

Son 1,108 nicaragüenses los que han exigido se les permita regresar al país, de los cuales solo 89, lo han logrado hasta ahora, en el primer grupo que entró el pasado sábado 4 de julio por el paso fronterizo de Peñas Blancas.

De acuerdo al abogado Pablo Cuevas, hay malestar en los que todavía esperan su turno en la provincia de Chiriquí, territorio panameño, porque se incumplieron los acuerdos de que fuera cada ocho horas y esto provocará la prolongación de su retorno. Mientras esperan en hacinamiento, durmiendo en el piso.

“El artículo 28 de la Constitución Política dice que ‘los nicaragüenses en el extranjero gozan del amparo y protección del Estado, lo que se hacen efectivo por medio de sus representaciones diplomáticas y consulares’. Según este artículo constitucional, la embajada nicaragüense en Panamá debería de estar liderando la solución de este problema», explicó Cuevas.

Asimismo, Cuevas reveló que las autoridades nicaragüenses son las que deciden quiénes son las personas que ingresarán en el próximo viaje, que está previsto a salir de Chiriquí este martes 7 de julio, al pasar una lista con nombre y apellido de los ciudadanos que recibirá.

Régimen orteguista
Mientras se mantuvo la conferencia de prensa de la CPDH para exponer el caso de los nicaragüenses que quieren regresar a su país, la Policía Orteguista mantuvo el asedio en las instalaciones. LAPRENSA/R.MONCADA

Esto ocurre en el contexto de la pandemia del Covid-19, donde diferentes países han mostrado preocupación y desarrollado acciones para que sus ciudadanos puedan regresar. Mientras, el régimen orteguista se había estado negando a hacer lo mismo y fue ante la demanda masiva que empezó a permitirlo, siendo uno de los casos más sonados las personas que meses anteriores se habían embarcado en cruceros pero que la emergencia sanitaria mundial las sorprendió en pleno Mar Caribe.

El secretario de la CPDH, Marcos Carmona, aseguró que los nicaragüenses que tratan de regresar a Nicaragua desde Panamá, se vieron forzados a migrar por asuntos económicos, pero que desean regresar a casa, sin importar no encontrar trabajo, por el avance de la pandemia del Covid-19 a nivel mundial.