Jurista Gabriel Álvarez sobre reformas en Cosep: «Estos cambios sorpresivos pueden afectar legitimidad»

Para el experto en derecho constitucional, Gabriel Álvarez, los miembros del Consejo Superior de la Empresa Privada (Cosep), deben tener en cuenta que siendo una de las organizaciones empresariales más importantes en Nicaragua, e integrantes de la opositora Alianza Cívica, la forma en que resuelvan la reforma estatutaria sobre el período del presidente de la cúpula, debe hacerse pensando no solo en el interés de sus agremiados, sino en dar el ejemplo de respeto a las prácticas democráticas para que sean consecuentes con la demanda que, junto a otros sectores de la sociedad nicaragüenses hacen a la dictadura de Daniel Ortega y Rosario Murillo.

Álvarez analizó que desde el punto de vista jurídico las normas estatutarias del Cosep no impedirían modificar el período del presidente antes de las elecciones de nuevas autoridades, previstas para el próximo septiembre. Sin embargo, la recomendación del jurista es postergar esas reformas, porque en este momento el mensaje que se manda es que se quiere inclinar la balanza a favor del actual presidente del gremio empresarial, José Adán Aguerri, si éste decidiese buscar la reelección nuevamente.

“Desde el punto de vista jurídico y ciudadano, dado el rol importante del Cosep en la sociedad nicaragüense, nos interesa su bienandanza. Sin ser experto en la normativa interna del Cosep, no conozco ningún impedimento legal para esas reformas. Sin embargo, las buenas prácticas en estos temas aconsejan no llevar a cabo procesos de este tipo en estas circunstancias, porque estos cambios sorpresivos, aunque sean legal, pueden afectar la legitimidad», valoró Álvarez.

Lea además: Proponen reforma exprés a período de presidencia de Cosep que provoca suspicacias

El próximo 15 de julio las cámaras del Cosep decidirán sobre la propuesta de reforma exprés impulsada por el empresario Juan Álvaro Munguía, de recortar de tres a un año el período de la presidencia, restablecer la reelección a un año más y facultar a los directivos en poder destituir al presidente en cualquier momento que se considere que incumple con sus funciones.

Son 26 cámaras socias del Cosep, pero 22 son las habilitadas para participar en la elección del presidente y la junta directiva, que será en septiembre. Por primera vez en varios años hay un aspirante a la silla, como es Mario Hanon, presidente de la Asociación Nicaragüense de Formuladores y Distribuidores de Agroquímicos (Anifoda), quien retaría a Aguerri en la presidencia de la cúpula empresarial.

Munguía aseguró que su propuesta no es para quitar presión a las críticas hacia Aguerri, por si se presenta su candidatura nuevamente, para que se vea que solo se mantendría un año más y sería relacionado a su papel en la opositora Alianza Cívica de cara a las elecciones nacionales en Nicaragua, previstas para 2021.

Los presidentes de las cámaras de Turismo, de Comercio y de la de exportadores son de los inconformes de que se proponga reformas las normas cuando por primera vez en años Aguerri tendría un contendiente a la presidencia. Aguerri ha dirigido Cosep desde hace 13 años.

Lea también: BCN: casi el 80% de las actividades económicas están cayendo en medio de la pandemia. Hoteles y restaurantes se derrumban en abril

El constitucionalista Álvarez señaló que los empresarios deben anteponer la institucionalidad de su gremio por encima de cualquier interés personal.

“No es aconsejable desde las buenas prácticas porque puede afectar la legitimidad, no solo de las personas que resulten ganadoras (en la elección de la directiva y presidencia) sino de toda la institución. Eso rige para toda organización de cualquier naturaleza, que no se ve conveniente que modifiquen aspectos sustantivos de sus normas electorales a las puertas de una elección», señaló el jurista,

Este tema está exponiendo a la crítica social a la cúpula, lo que para Álvarez debe evitarse ante el rol destacado de los empresarios que junto a otros sectores en la Alianza Cívica y en la Coalición Nacional, están presionando a la dictadura porque cese la represión y se aprueben reformas electorales que garanticen elecciones libres, justas, transparentes y observadas en el 2021.

Puede interesarle: Embajador de EE.UU.: “Elecciones libres, justas y transparentes son esenciales» para el retorno de la paz en Nicaragua

“La sociedad nicaragüenses necesita a una gremialidad empresarial fortalecida, legitimada, que vuelva a ocupar el rol que nunca debió abandonar, por su rol en la reconstrucción económica e institucional del país», afirmó Álvarez.

La reflexión del jurista es que la renovación democrática es sana, por lo que señaló que los ciudadanos esperarían que de este proceso electoral interno el Cosep salga fortalecido y no lo contrario.