Asesor del gobierno en educación reconoce impacto de la pandemia en año escolar y cifra esperanzas en el segundo semestre

El asesor presidencial en temas de educación, Salvador Vanegas, reconoció este jueves que el cierre del primer semestre escolar de este año fue todo un desafío debido al impacto que ha tenido la pandemia del coronavirus, pero aun así, tiene la esperanza de que las clases se normalicen el 21 de julio, cuando inicie el segundo semestre educativo. Vanegas no aceptó que hubo un alto nivel de inasistencia de estudiantes en los colegios y lo catalogó como “irregular».

“No podemos decir que ha sido un ciclo escolar ordinario, es extraordinario (…) no es cierto que hay una inasistencia permanente, lo que hay es una inasistencia irregular. Nueva Segovia, por ejemplo, cerró con el 87 por ciento promedio (de asistencia)», declaró Vanegas a un medio oficialista.

Sobre el tema de la inasistencia, el funcionario culpó a los “sectores mediáticos y perversos» de provocar pánico entre las familias nicaragüenses. Vanegas, en ningún momento comentó cómo ha sido golpeada la comunidad educativa por el Covid-19, y más bien, dijo que el Mined no conoció que se hayan dado brotes de casos. Sin embargo, la Unidad Sindical Magisterial registraba a finales de junio, más de 30 muertes de docentes por esta enfermedad.

Lea también: Ministra de Educación admite que hay maestros infectados, pero que “no hacen drama del Covid-19»

Nicaragua como ejemplo

El asesor en temas educativos además manifestó que Nicaragua podría ser tomada por otros países como un ejemplo de “buena práctica» por no cerrar los colegios y mantener la educación; y se escudó en investigaciones -como de la Unicef- donde señalan que el confinamiento puede provocar en los niños daños emocionales. “Nos dan la razón (las investigaciones)», aseveró.

“Gracias a Dios este país ha enfrentado este desafío con mucha energía, sabiduría, y ha sido un semestre el cual el desafío se ha convertido en aprendizaje, consolidar y cohesionar las capacidades de los docentes, directores y de todo el sistema educativo para hacer frente a la pandemia», expresó Vanegas.

Vanegas se mostró optimista al decir que el 21 de julio “todos vamos a las clases», creyendo que los padres de familias mandarán a sus hijos a los colegios aun cuando epidemiólogos han advertido que la curva de contagio se mantiene en ascenso y que esta, se mantendrá mientras no se adopten medidas estrictas como la cuarentena o el distanciamiento social.

De hecho, los mismos padres de familia han declarado que prefieren que sus hijos pierden el año escolar a que se enfermen del coronavirus y contagien a los demás.

Teleclases

El Mined como parte de la estrategia para cubrir el programa educativo de este año escolar, ante la inasistencia estudiantil, implementó las teleclases durante las vacaciones intersemestrales pero estas se mantendrán en el resto del año.

Al respecto, Vanegas manifestó que las teleclases junto a las guías de estudio son para “nivelar» los aprendizajes de los alumnos que han tenido asistencia irregular y “reforzar» a los que han estado asistiendo permanente, y recalcó que en las teleclases “no hay improvisación, hay un equipo dedicado a eso».

Lea además: Teleclases desnudan deficiencias en sistema de Educación nicaragüense

Sin embargo, el mismo equipo del que habla Vanegas, confundió el lago de Managua con el Cocibolca y señaló que el lago de Granada era el mismo Xolotlán.

“La atención que hemos estado dando está acompañada de soporte en relación a la ecuación de contenido, se agarró el contenido y se miró el desafío extraordinario que vivimos y se hizo una revisión extracurricular (…) en este periodo extraordinario de muchos desafíos, se ha hecho convocar a expertos en programación educativo e hicieron la priorización de contenidos y de indicadores de logros y es en base a eso, que se ha trabajado un buen cierre de semestre porque estás desarrollando lo que debes desarrollar fundamentalmente en matemáticas, lengua y literatura y ciencias naturales y sociales», declaró Vanegas.

El asesor educativo negó que se estuvieran sacrificando temas y destacó que lo que está haciendo el Mined es “priorizar»contenidos e indicadores de logros. No obstante, denuncias de profesores de colegios públicos han señalado que debido a la alta inasistencia de alumnos, el plan escolar se ha atrasado y que los temas que abordan en las teleclases no fue consultado previamente con el docente para conocer en dónde están las debilidades del estudiante.

“De cara al segundo semestre se considera, incluso el ciclo escolar 2021, como una unidad pedagógica completa que significa que vas a revisar que no se te quede ni una laguna, una cosa es que estés priorizando contenido fundamentales y otra es que se esté quedando bache, no hay baches, no se sacrifica nada en términos de aprendizaje fundamentales», dijo Vanegas.

Puede interesarle: Ministra de Educación asegura que Nicaragua tiene “capacidad instalada» para educación en línea

De acuerdo al funcionario, las teleclases y las guías de estudio ayudarán al maestro a conocer las debilidades del estudiante y así dar un diagnóstico basado en dos ejes: cómo está el avance de contenido y cómo está el aprendizaje. Sin embargo, a mediados de junio, el delegado de Managua del Mined, Sergio Mercado, orientó a los docentes que las guías fueran lo más “sencillo», con un máximo de dos páginas. LA PRENSA constató que dichas guías de estudio solo planteaban un ejercicio por asignatura de Español, Matemáticas, Ciencias Naturales, Estudios Sociales e Inglés.

“Va a ser un buen segundo semestre, está cimentado en una estrategia de adecuación, de aprendizaje frente a un desafío monumental que vive la humanidad”, declaró Vanegas.

Vanegas agregó que al mes de junio, el 60 por ciento de los centros escolares privados ya habían suspendido las clases en línea, por lo que en los próximos días se reunirían con los directores y docentes del todo el país para preparar el regreso a clases.