¿Por qué el Papa Francisco le dijo a monseñor Silvio Báez que el régimen de Ortega «está bastante debilitado»?

El obispo auxiliar Silvio José Báez hizo ver en la reciente entrevista concedida a la revista Domingo de LA PRENSA que el papa Francisco tiene conocimiento de la situación de Nicaragua y que le dijo que la caída del régimen de Daniel Ortega no va a tardar mucho, porque “está bastante debilitado».

El político opositor Félix Maradiaga manifestó que “la opinión que compartió monseñor Silvio Báez sobre el santo padre, coincide con la lectura que hace gran parte de los actores importantes de la comunidad internacional», al analizar el aislamiento del régimen a nivel internacional y la falta de apoyo económico a su dictadura, lo que se traduce en que Ortega es insostenible en el poder.

“Los actores internacionales y en este caso su santidad el papa, que obviamente tiene una información privilegiada, puede observar como el régimen está abandonado como ningún otro régimen del mundo», dijo Maradiaga.

Ortega lleva más de 13 años gobernando el país de forma autoritaria, pero en los últimos dos años intensificó la represión contra los opositores, cuando la ciudadanía se manifestó de manera masiva en las calles. En abril de 2018, Ortega respondió a las protestas civiles con ataques armados que dejaron más de 328 muertos, según la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH).

Foto Oscar Navarrete/ LA PRENSA.

Los ataques físicos, armados y verbales también fueron dirigidos a los sacerdotes y obispos que apoyaron las demandas del pueblo, entre ellos monseñor Silvio Báez, quien se vio obligado a salir del país para proteger su integridad física. En la entrevista de Domingo, monseñor Báez relata le preguntó al papa si su regreso depende de la caída de Daniel Ortega. “’Por lo menos que este régimen esté bastante debilitado’, me dijo. Él cree que no va a tardar mucho eso», relató monseñor Báez.

Lea También: Nicaragua y la Iglesia Católica sufren “estado de sitio»

Maradiaga dijo que la represión de Ortega es insostenible sin recursos. “Los regímenes autoritarios y dictatoriales no pueden sostenerse exclusivamente en la represión, requieren algún tipo de apoyo ya sea económico o como Venezuela que se sostiene en el petróleo, pero Nicaragua no tiene recursos propios petroleros para subsistir», expresó Maradiaga.

Palabras de esperanza del Santo Padre

Para Maradiaga, el papa Francisco quiso decirle a monseñor Báez que “hay una luz de esperanza, que viene una salida, y que está en gran parte en manos de los nicaragüenses».

El exdiplomático Julio Icaza Gallard coincidió con Maradiaga en que “las palabras del Papa a monseñor Báez son palabras de esperanza fundadas en la fe y en la verdad» y que dijo que esa verdad deriva de un análisis racional de la situación del régimen.

“Esa verdad sobre el cercano fin de la dictadura deriva primeramente de un análisis racional de la situación del régimen. Cada vez más aislado interna e internacionalmente, apoyado casi exclusivamente en la fuerza de las armas, con una crisis económica y social que se agudiza por la crisis sanitaria ocasionada por la pandemia. Se trata de un régimen sin alternativas, sin propuestas, sin futuro: un gobierno que no tiene nada que ofrecer a los nicaragüenses, excepto violencia, ignorancia, enfermedad y pobreza. Por donde se analice, algo así no puede durar mucho tiempo», manifestó Icaza.

El exdiplomático también valoró que la Iglesia católica está compuesta por una extensa red de pastores y feligreses, por eso “conoce y palpa diariamente los problemas de la gente».

“Sus estructuras jerárquicas tienen acceso a información de primera mano sobre todo lo que acontece en el país, en todos los sectores y sin distingo de ideologías, por lo que está en la mejor disposición de hacer diagnósticos y proyecciones certeros sobre el estado de la sociedad», agregó.

Nuncio recaba información

Icaza señaló que el Nuncio Apostólico, enviado del papa en Nicaragua, “recaba información, sobre todo de los círculos diplomáticos y oficiales. Según el exdiplomático, “eso representa una mínima parte comparada con la que manejan los obispos, en contacto con sus párrocos y con los problemas diarios de la gente en todos los rincones del país».

Lea También: Nuncio apostólico sobre crisis en Nicaragua: “Hay que buscar una solución conjunta»

Por último, Icaza recordó que “el papa es también un Jefe de Estado, que mantiene contactos políticos diarios con personas de su mismo nivel político. Recibe a presidentes, monarcas, ministros y embajadores». Todo eso le proporciona un visión de la realidad mundial privilegiada. De manera que si bien el Papa no es infalible, excepto en cuestiones doctrinales, lo que afirma generalmente está muy bien fundado», agregó.