Moisés Hassan da por resuelto el litigio del PAC, pero CSE no responde solicitud de normalizar su situación legal

El presidente del Partido Acción Ciudadana (PAC), Moisés Hassan, dio por resuelto el litigio de su partido a través de un comunicado emitido en junio pasado, sin embargo, el Consejo Supremo Electoral (CSE) no responde a la solicitud de normalizar el estado legal del PAC.

Para Hassan, la falta de atención del CSE confirma que es una institución sin credibilidad, controlada por el régimen de Daniel Ortega, y que no merece el beneficio de la duda, como se lo quieren dar las organizaciones que proponen elecciones con este mismo CSE.

“A principios de este año introdujimos ante el CSE dos sucesivas cartas firmadas por representantes de los dos sectores en pugna, mediante las cuales le informamos que habíamos llegado a acuerdos, que por ende la litis había concluido y que estábamos iniciando las actividades encaminadas a regularizar nuestra situación legal. Un silencio absoluto ha sido su respuesta», manifiesta el PAC en el comunicado.

Sgún el comunicado del PAC, las diferencias se pusieron de lado luego de los acontecimiento de 2018. “Los acontecimientos que se han desarrollado a partir de abril de 2018 y la absurda propuesta esgrimida por algunas organizaciones de participar en elecciones que jamás podrían ser limpias, y cuyo solo resultado sería el de ‘legitimar’ la existencia del orteguismo e impedir que se haga justicia, proveyeron los incentivos que se requería para poner a un lado nuestras divergencias», expresa el comunicado.

Gobierno de transición

Hassan es de la tendencia opositora que promueve un gobierno de transición, por considerar que no hay condiciones para elecciones libres y justas, mientras Ortega esté en el poder.

Hassan afirma que las dos cartas entregadas este año (16 de marzo y 21 de abril) en las oficinas del CSE para resolver el litigio, fueron firmadas por él y por Mario Lionnet Valenti, quien inició la disputa por la representación legal del PAC ante el CSE.

Pero Valenti aseguró a LA PRENSA vía telefónica que tiene un año y medio fuera del país, alejado de la política criolla.

Mario Valenti y Moisés Hassan conversando en 2017. LA PRENSA/Archivo

En 2016, Hassan intentó hablar sobre la situación del litigio cara a cara con los funcionarios de la Dirección de Atención a Partido Políticos del CSE, pero no le permitieron entrar a esa oficina. Valenti también denunció en 2017 que el CSE no quería atenderlo para resolver este conflicto.

En junio de 2016, los operadores de la dictadura de la Sala Constitucional de la Corte Suprema de Justicia (CSJ) anularon las dos directivas que existían del PAC, en un momento que esta organización política era considerada la última opción de la oposición para participar en las elecciones nacionales de noviembre, lo que fue considerado por los críticos como una acción del oficialismo para dejar fuera a la oposición. La Sala Constitucional de la CSJ tuvo engavetado el litigio por la representación legal del PAC y luego lo regresó al CSE.

El CSE es una institución controlada por los simpatizantes del partido gobernante, quienes han cometido fraudes electorales desde 2008, para mantener en el poder a Daniel Ortega, quien lleva 13 años gobernando el país de forma autoritaria.