Iglesia católica suspende celebraciones presenciales de Santo Domingo

La Arquidiócesis de Managua suspendió cualquier actividad que promueva la aglomeración de personas, como procesiones, para la celebración de las fiestas patronales de Managua, que se realizan en honor a Santo Domingo de Guzmán a partir del primero de agosto, debido a la crisis sanitaria que enfrenta el país por la pandemia del Covid-19.

De igual forma el cardenal Leopoldo Brenes llamó a los devotos, promesantes y tradicionalistas a evitar realizar cualquiera de estas actividades “debido a las limitaciones que la crisis sanitaria nos impone, “posponiendo para otro momento oportuno” estas celebraciones. En su lugar les convoco a conmemorar las festividades, desde una verdadera devoción, unidos de forma espiritual y virtualmente a través los medios de comunicación a nuestra disposición».

El cardenal instó a conmemorar todas las festividades patronales de la Arquidiócesis de Managua desde los hogares, “como iglesia doméstica», “con la devoción y la creatividad de nuestro amor a Cristo, La Santísima Virgen María, y nuestros Santos Patronos».

Lea además: Bautizos en tiempos de Covid-19, ¿cómo se realizan?

Sobre los devotos que año con año asisten a cumplir sus promesas con el santo patrono de Managua, el cardenal Brenes dijo que “con la autoridad eclesiástica de mi oficio pastoral, ante las imposibilidades físicas y morales, concedo a los fieles sustituir o dispensar por este año, las promesas y votos con tiempos y actos de oración, penitencia y de caridad; como una ofrenda de amor al Señor y a nuestros santos intercesores por las peticiones de nuestros corazones de creyentes».

Asismismo, Brenes clamó a los creyentes para que sean “el ejemplo de responsabilidad, solidaridad y colaboración frente a los desafíos de este momento. Con solicitud paternal a todos los fieles les pido ser ejemplo de respeto, unidad y piedad».

Los casos de coronavirus en el país, según las cifras oficiales del Ministerio de Salud (Minsa), son 2,846 y 91 muertes. Pero registros de organizaciones independientes cuestionan esas cifras. El Observatorio Ciudadano Covid-19 registra 7,893 contagios y 2,225 muertes sospechosas por Covid-19 hasta el 8 de julio.

La Iglesia católica ha sido una de las promotoras de evitar las aglomeraciones que conlleven a posibles contagios de coronavirus, manteniendo los servicios religiosos presenciales suspendidos y realizando las misas sin público y transmitidas a través de sus redes sociales.