Médicos alertan de falsa calma en Nicaragua con los contagios de Covid-19

Nicaragua vive una relativa calma podría preceder a una tormenta en el tema de los contagios de Covid-19, de acuerdo al Colectivo Científico Disciplinario de Nicaragua, que advierte que dejar de tomar medidas podría traducirse, en dos o tres semanas, en un repunte mayor de contagios al vivido entre mayo y junio.

El doctor Carlos Hernández, experto en salud pública, comentó que las señales, incluyendo las cifras del gobierno, muestran una reducción de los casos que se presentan, pero una epidemia no se comporta de esa manera.

Lea además: ¿Cómo vive Managua en tiempos de Covid-19? Seis crónicas que muestran la realidad

Indicó que la curva se muestra plana al no haber incremento de los casos promedio por día y se detecta una reducción de 50 a 47 casos promedio por día. “Los casos sí parece que se han reducido en donde se tiene contacto y reporte. La mayor parte de los casos no se les ha hecho la prueba”, afirmó el doctor Hernández, señalando que en las zonas rurales los casos aumentan, aunque no se tengan reportes, mostrando la expansión del virus.

“(En el gobierno) no estaban preparados para una epidemia como esta y como le dieron un sesgo político terminaron haciendo torpezas como la de los entierros exprés, dejar a la gente en las puertas sin información de sus familiares porque todo era un secretismo. Eso lo han venido resolviendo”, afirmó Hernández.

Puede interesarle: Nicaragüenses varados en Guatemala esperan que les realicen pruebas de Covid-19 para seguir su viaje a casa

“La percepción es que la situación se ha ido calmando y eso es relativamente cierto. Nosotros tenemos señales, el mismo Observatorio (Ciudadano Covid-19) que es un parámetro muy importante reconoce que se han dado menos casos por días”, dijo.

Aglomeraciones, el inicio de la tormenta

LA PRENSA realizó un recorrido por diferentes bares el viernes por la noche y logró ver que estaban concurridos y los clientes no portaban mascarillas. “La gente está sintiendo que ya no hay peligro y esa es la mayor equivocación”, advirtió el especialista.

Puede interesarle: Iglesia católica suspende celebraciones presenciales de Santo Domingo

A este ejemplo sumó las actividades de los municipios como fiestas patronales y las aglomeraciones que promueve el gobierno en donde no se portan mascarillas y ni se toman medidas preventivas. “Hay actividades que están acumulando el virus en la etapa de incubación otra vez y nosotros creemos que en las próximas semanas va a haber un repunte en las ciudades cabeceras y en las zonas más periféricas”, advirtió.

Lea además: Infectóloga Carmen Torres: “Son eficaces ocultando las muertes de Covid-19»

Consideró que lo que vive Nicaragua es una “situación engañosa de supuesta calma” y se debe aprender de lecciones como la de Costa Rica que ya está viviendo estos repuntes de casos. “Hoy se están acumulando brotes más amplios y muchos más dispersos que el primer ascenso en la curva”, remarcó.

Medidas se deben volver un hábito

Por su parte el epidemiólogo Leonel Argüello hizo un llamado a mantener las medidas, que son normas básicas de higiene y a que estas se vuelvan hábitos en los nicaragüenses, como: el distanciamiento físico de dos metros; el lavado de manos por 40 segundos; no saludar con manos, codos ni de besos; aislamiento en el caso de estar enfermos y no tocarse la cara ni los ojos.

Aclaró que en el caso de los adultos los hábitos se crean por interés, poniendo el caso que el cinturón de seguridad muchas veces se coloca por el riesgo de una multa, no por estar consciente de que puede salvar vida en un accidente. “Por eso en algunos países lo que se ha hecho es educar, en otros multar y en otros educar y multar, para que la gente adquiera el hábito”, dijo.

Reclamar prevención y no atención

Lamentó que históricamente en Nicaragua la gente reclama por atención y no por prevención. Consideró que la población está desesperada por una cura milagrosa y esa es la razón por la cual se automedican.

“En este país ha fallado en lo básico. Es como la base de una casa, si la hacés mal, por muy bonita que la hagás arriba en un temblor se te cae. No tenemos una buena base de higiene”, advirtió.

El resorte del Covid

Tanto Hernández como Argüello comparan el comportamiento del Covid-19 con sostener un resorte. El resorte es el contagio, el acto de sostenerlo las medidas de prevención. “El apretar es quedarte en casa. Si lo soltás de un solo de pronto brinca. Si lo hacés poco a poco lo vas a poder poner en su lugar sin que brinque”, explicaron los especialistas.