Richard Rodríguez revela cómo nacionalizarse nicaragüense le dio un nueva motivación a su carrera

Como todo niño uruguayo, Richard Rodríguez soñaba dos cosas: jugar en Primera División y la Selección de Futbol. Lo primero lo logró a los 18 años y lo segundo no se le dio. Lo más cerca que estuvo fue en un proceso Sub-17, que finalmente no logró, sin embargo el destino le permitió cumplir ese anhelo el año pasado.

Puede interesarte: Dos partidos en siete años: La historia del futbolista que lucha por superarse a sí mismo para cumplir un sueño

“Nicaragua me abrió las puertas, me dio una oportunidad tan bonita y la verdad amo muchísimo el país porque me cumplió este sueño que es de toda mi familia. Para mis viejos (Sandra Alvez y Fernando Rodríguez) verme jugar en una selección, más allá de que no sea la uruguaya, le da mucho orgullo”, explica el volante del Real Estelí, que se convirtió en el primer nacionalizado uruguayo en poner la Azul y Blanco.

Richard Rodríguez, junto a su esposa Ana López y su hijo Benjamín. LA PRENSA/ CORTESÍA

Además lea: El talentoso jugador esteliano que logró escapar de las pandillas gracias al futbol

El Colorado, como le llaman el futbol nacional, aseguró que su llegado al equipo nacional le dio una nueva motivación a su carrera. “Eso me impulsó más, me dio más hambre de querer triunfar en el equipo y la Selección”, señala el volante, quien lamentó no poder clasificar a Copa Oro 2021. “Ahora queda afrontar lo que viene, esperar el técnico nuevo y tener un buen nivel para estar con la selección”.

Muchos mensajes de apoyo

Richard vivió de una forma muy especial su primera llamado a la Azul y Blanco en septiembre. “Mis padres, esposa (Ana Karen López), cuñados y amigos se emocionaron. Es que vivimos el futbol muy fuerte y representar una selección es algo grande. Tuve llamadas de muchísimas personas: técnicos, directivos y gente que hacía tiempo que no me hablaba”.

Richard Rodríguez en una reunión familiar. LA PRENSA/ CORTESÍA

El seleccionado contó que cuando recibió la convocatoria se encontraba jugando en Paraguay, y la prensa local y su de país de nacimiento lo llamó constantemente para entrevistas. “Muchos técnicos de Uruguay y Honduras me llamaron diciéndome que me lo merecía y eso te llega porque ahí ves el trabajo que hiciste cuando estuviste con ellos. Es bonito que te lo reconozcan con un mensaje”.

La idea de nacionalizarse —explica— surgió porque le llegó un comentario que Henry Duarte, el exseleccionador nacional, tenía interés de contar con él como nacional. “Me preguntaron los directivos del equipo y dije que me encantaría, es un sueño de niño de cualquier jugador representar a una Selección de Futbol”, apunta Rodríguez, quien agradeció la oportunidad a Duarte.

“Representar la Selección de Nicaragua es el mismo sueño que si estuviera representando la de Uruguay, porque un país que te abre las puertas así a mi me llena de orgullo, el alma y estoy muy agradecido”, afirma Rodríguez, quien será papá por segunda vez (Benjamín, su hijo mayor). Mila nacerá dentro de pocos días en Uruguay y está ansioso porque abran las fronteras para traerla a conocer su segunda patria.