Esto es lo que debe tomar en cuenta si tiene Covid-19 y se va a atender en casa

Atenderse en casa ha sido la opción para muchos de los nicaragüenses que han presentado los síntomas del Covid-19, la enfermedad que produce el nuevo virus SARS-CoV-2, por varias razones: los síntomas que presentan son leves, tienen desconfianza al asistir a un centro hospitalario o no tienen los recursos económicos para pagar una atención privada.

Acudir a un centro hospitalario en medio de la pandemia además representa un riesgo para las personas, ya que ha sido considerado por especialistas en el tema como el primer lugar o espacio con mayor riesgo de contagio ya que hay muchos pacientes con el virus.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) asegura que alrededor del 80 por ciento de las personas se recuperan de la enfermedad sin necesidad de recibir tratamiento en los centros hospitalarios, pues la mayoría presentan síntomas leves, sin embargo, 1 de cada 5 personas podría presentar un cuadro grave de la enfermedad y experimentar dificultades para respirar.

Lea además: Médicos alertan de falsa calma en Nicaragua con los contagios de Covid-19

Para que una persona se atienda desde su casa, la médica y salubrista Josefina Bonilla asegura que lo primero a tomar en cuenta es que la persona esté segura que la sintomatología que presenta es leve. “¿Qué se debe tomar en cuenta? Que es posible manejarlo, es decir, convencerse como familia que como lo vemos leve vamos a proceder a quedarnos aquí en la casa, que se quede aquí en la casa la persona, tenemos la confianza que lo podemos manejar, vamos a seguir al pie de la letra las recomendaciones, no de todo el mundo, sino solamente de un médico”, explica.

La OMS ha indicado que los síntomas más comunes de la enfermedad son fiebre, tos seca y cansancio. Aunque pueden aparecer otros como dolores y molestias, congestión nasal, dolor de cabeza, conjuntivitis, dolor de garganta, diarrea, pérdida del gusto o del olfato y las erupciones cutáneas o cambios de color en los dedos de las manos o los pies.

El segundo elemento, dice Bonilla, es que se debe elegir a una miembro de la familia como acompañante del paciente para que guíe, apoye y auxilie al paciente. En este punto hace énfasis en que el acompañante debe ser una persona joven y que esté sana, pues una persona con enfermedades o de mayor de edad más bien se puede exponer al contagio.

Puede interesarle: Sin realización de pruebas y sin ubicar los focos de contagio, el país enfrenta “a ciegas» la pandemia

Sobre la atención médica, la especialista destaca que el paciente o la familia deben crear un plan de acción desde antes que cualquier miembro de la misma se enferme y este debe incluir el médico al que se va a acudir y una segunda opción en el caso de que no esté disponible. Una relación previa entre la familia y el médico puede facilitar la comunicación y la atención en el momento que se requiera.

¿Consulta médica presencial o virtual?

La salubrista, quien es miembro del Comité Científico Multidisciplinario, recuerda que se debe evitar la exposición de persona a persona y que los consultorios, así como los médicos tienen un potencial de transmisión de la enfermedad, por lo que las consultas se deben hacer de manera virtual. “Ven a otras personas, a otros pacientes. Pueden ser muy higiénicos y desinfectadores de sus clínicas, pero siempre hay riesgo. Entonces si la sintomatología es leve para qué voy a salir de mi casa, me quedo en mi casa, ese es el principio con que debemos actuar, es muy diferente si la sintomatología es avanzada o hay una dificultad respiratoria o una fiebre demasiada alta que no se puede controlar, eso ya es otra cosa”, sostiene.

Al momento de las consultas virtuales, Bonilla dice que se debe tener la confianza de utilizar fotografías o videoconferencias para explicar mejor al médico la situación que enfrenta el paciente. Se debe de tener mayor concentración, ya que el médico no podrá observar y tocar al paciente y solo tomará en cuenta lo que este le describa, sus síntomas y la hora en que ocurrió. Recomienda que tanto el paciente como el acompañante sean cuidadosos al exponerle la situación al médico.

Lea también: Cuál es el riesgo de contagiarme de Covid-19 si visito lugares turísticos o de recreación?

Agrega además que se debe evitar andar de médico en médico, pues ese es otro riesgo que está tomando la gente. “Confíe en su médico, haga las preguntas que tenga necesarias y no pregunte demasiado”, dice.

Exámenes

Bonilla explica que como la prueba para detectar el coronavirus no está disponible en Nicaragua, los médicos acostumbran a enviarle al paciente exámenes de sangre y orina porque puede ser que el paciente puede presentar una infección urinaria como parte de la sintomatología de la enfermedad.

Puede interesarle: OPS insta al gobierno de Nicaragua a informar en qué lugares están los brotes de Covid-19

“Existen las opciones de que el laboratorio venga a tomar la muestra a la casa, algunos laboratorios lo están haciendo, en la medida de lo posible es mejor que el paciente no salga. También hay lugares donde el paciente puede ir en vehículo al laboratorio y quedarse en el parqueo y el laboratorio sale a tomarle la muestra.

Instrumentos necesarios en casa

La doctora dice que uno de los instrumentos que se debe tener en casa es un termómetro y un oxímetro y según sea el caso se puede tener un tensiómetro o un glucómetro si el paciente padece de diabetes.

A esto, Bonilla suma la alimentación que debe recibir el paciente durante la enfermedad y en la recuperación de la misma. Alimentos saludables e infusiones de manzanilla, menta u otros que contribuyan a que el paciente se sienta relajado. La salud mental y emocional deben ser tomadas en cuenta, refiere la especialista.

Lea además: Cuáles son los males más comunes que provoca el Covid-19 entre los nicaragüenses a nivel psicológico

Platos, cucharas, vasos, cubiertos, guantes, mascarillas, caretas faciales, productos de limpieza y desinfección, bolsas plásticas también deben estar al alcance. “Acordate que con un enfermo vas a estar cambiando sábanas, si sudás mucho la calentura tenés que tener lista más de un juego de sábanas, eso para poder cumplir las normas de higiene y el control del contagio, el aislamiento en el que debe estar de las otras personas y cuales van a ser mis trastes.

Cómo monitorear los síntomas

Bonilla asegura que se puede crear una bitácora o un cuadro donde se pueda anotar todos los cambios que vayan ocurriendo en el paciente. Por ejemplo, si estaba dormido y empezó a gritar ansiosamente y nunca le había pasado eso, puede ser un signo de pánico, pero puede ser un signo de que algo le está pasando al cuerpo, dice. Y posteriormente se reporta al médico que lo está atendiendo.

La bitácora puede servir para anotar desde que amanece hasta que anochece la temperatura del paciente, los medicamentos que toma, así como el apetito del mismo.

Lea además: ¿Por qué los diabéticos tienen más riesgo de sufrir complicaciones si se contagian de Covid-19?

¿Qué hago si los síntomas empeoran?

Bonilla dice que el médico es el guía del paciente y este le indicará el momento para acudir a un centro hospitalario. “Puede ser un buen momento para que el médico llegue a la casa o el paciente acuda al consultorio si no es tan grave. O si es un médico que trabaja en un hospital le diga usted llévelo a mi hospital ahí lo voy a atender”, explica.


La Organización Mundial de la Salud ha emitido una serie de recomendaciones para que las personas se aíslen:

-Ocupe una habitación individual amplia y bien ventilada. Si esto no es posible, coloque las camas al menos a un metro de distancia.
-Manténgase al menos a un metro de distancia de los demás, incluso de los miembros de su familia.
-Controle sus síntomas diariamente.
-Aíslese durante 14 días, incluso si se siente bien.
-Si tiene dificultades para respirar, póngase en contacto inmediatamente con su dispensador de atención de salud. —Llame por teléfono primero si es posible.
-Permanezca positivo y con energía manteniendo el contacto con sus seres queridos por teléfono o internet y haciendo ejercicio en casa.