Régimen orteguista libera a tres presos políticos

La tarde de ese martes el régimen orteguista liberó a al menos tres presos políticos; Kevin Emilio Castillo Prado, en León, Francisco Hernández, quien ya tenía orden de libertad por cumplimiento de sentencia y Geovanny Guido, quien tiene una prótesis ocular debido a las heridas recibidas durante la represión de abril de 2018. Estos dos últimos fueron liberados en Managua.

En el caso de Castillo Prado el vehículo del Sistema Penitenciario lo fue a dejar hasta su casa y éste preguntó por su carta de libertad y los custodias le respondieron “vos saliste por orden del director, no tenes carta de libertad», refirió un familiar del exreo a LA PRENSA.

“Iba trasladoa a otra galeria , recogeira mis codas,. cuando me sdacaron de la galeria me llevaron a oficinas centrales y me iban a entrgar mmi libertad y si volvía a tener problema , me meterian de nuevo. Carta de libertad, me quitaron todo, si volvia a llegar tyendria problema. dnunciar al sub alcalide del contingente 1 ALEXIS cRUZ, está haciendo una organización de reos coumnes para maltratar a reos políticos, mi amigo Victor Diaz que está bajo amaenaza, y quedó solo. tengo miedo que le pase algo. a manosd e alexias golpeado por Jorge Alñias malanga, un funcionario de tres estrellas, camioneta hilux y que no me metiera en protesta, en otra camioneta.

llegó una lista de libertades más de 30 reos comunes, más 50 jóvenes de galeria uno y 50 de galeria 4, eran más de 100 jovenes libres

No me dio ningun palel solo que me lo entregan a tal

Geovanny Guido, quien tiene una prótesis ocular debido a las heridas recibidas durante la represión de abril de 2018. LAPRENSA/ ARCHIVO.

En las cárceles de los diferentes sistemas penitenciarios del país aún existen 95 presos políticos según datos de la Alianza Cívica y de las diferentes organizaciones de familiares de presos políticos. A la mayoría los han acusado por delitos comunes como tráfico de droga y de armas.

Abogada Yonarqui Martínez con la madre del excarcelado Francisco Hernández Morales. LA PRENSA/ARCHIVO/M.VÁSQUEZ