¿Qué esperar del discurso de Daniel Ortega este 19 de julio?

En los últimos dos años, Daniel Ortega ha usado el acto del 19 de julio como espacio para afianzar sus posiciones dictatoriales y atacar a sus adversarios en el contexto de la represión armada que ordenó contra las protestas civiles desde abril de 2018.

Para los críticos, la expectativa particular de este 19 de julio es más por su aparición virtual, tras otra larga ausencia de más de un mes, que por lo que diga en el acto como tal. No esperan que diga algo diferente de su tradicional discurso antiimperialista, su rechazo a las sanciones y vender la apariencia de un país normal.

Hasta este jueves 16 de julio, Ortega lleva 36 días sin ser visto públicamente. Si aparece el domingo 19 de julio, habría estado fuera de la vista pública 38 días, rompiendo su récord de ausencias. La última fue de 34 días.

Discursos 2018 y 2019

En 2018, Ortega aprovechó el escenario del 19 de julio para atacar verbalmente a los jerarcas de la Iglesia Católica, cuando recién 10 días atrás fanáticos sandinistas habían agredido a los obispos y sacerdotes en la Basílica Menor de San Sebastián en Diriamba, Carazo.

Y en 2019, Ortega aprovechó su discurso del 19 de julio para dar por cerrado el diálogo con los opositores. También afirmó que no adelantaría las elecciones nacionales como lo siguen demandando los opositores En esa ocasión anunció que haría reformas electorales, que hasta ahora, no se han concretado.

Managua, Nicaragua. 22/06/2017. Comandante Guerrillera Dora Maria Tellez. LA PRENSA/Oscar Navarrete.

¿Un 19 de julio sin Ortega?

La exguerrillera y disidente del partido gobernante (FSLN), Dora María Téllez, dijo que lo primero que hay que preguntarse es si Ortega va a aparecer el 19 de julio. Téllez cree que las largas ausencias de Ortega se deben a su deteriorado estado de salud. Aseguró que Ortega debió tener un “tratamiento especial» previo a sus últimas apariciones públicas, para levantar su ánimo y que pueda hablar sin parecer un anciano que no articula bien las palabras.

Si Ortega aparece, Téllez no espera que diga nada nuevo. Lo más probable para ella es que siga vendiendo la idea de un país normal, repitiendo las cifras del Ministerio de Salud y ocultando la realidad de muertes diarias por el Covid-19 en el país. También cree que va a mencionar las últimas acciones de su gobierno: el retorno de nicaragüenses que trabajaban en el exterior, el protocolo de seguridad para reabrir el aeropuerto internacional, su discurso antiimperialista y sus quejas por las sanciones.,

El 19 de julio virtual

Ortega tiene 74 años, lo que lo hace vulnerable al Covid-19 y lo que explica que no haga acto de presencia en las actividades públicas. Este año por primera vez no hubo una réplica del repliegue táctico a Masaya, una actividad partidaria en la que Ortega participaba infaltablemente, hasta este año.

La esposa y cogobernante de Ortega, Rosario Murillo, ya adelantó que las actividades conmemorativas del 41 aniversario de la revolución sandinista, se harán con conciertos virtuales.

El 19 de julio es la fecha más importante que conmemoran los sandinistas, considerada el día del triunfo de la revolución sandinista hace 41 años y la caída de la dictadura somocista. Este sería el primer año que no se haga una reunión masiva en la Plaza Juan Pablo II de Managua.

Lea también: Del “virus importado» al repliegue virtual: cómo se ha desplomado la campaña de “normalidad» del régimen

Politólogo proyecta que hablará sobre la reforma electoral

Jose Antonio Peraza, politólogo. LAPRENSA/Jader Flores

El político José Antonio Peraza tampoco espera mucho del discurso de Ortega, pero estima que si se sale de sus habituales temas, puede ser que hable sobre el actual contexto político, siendo el tema fundamental las reformas electorales, más aún después de la reciente resolución emitida por el CSE, que además de ampliar el plazo para crear nuevos partidos, ratificó la realización de las elecciones de autoridades nacionales el próximo domingo 7 de noviembre de 2021.

“Tomando en cuenta lo que acaba de hacer el Consejo Supremo Electoral, yo lo que creo es que Daniel va a poner algunas normas sobre el proceso de reformas electorales. Algunas guías, algunas referencias va a hacer sobre ese tema, porque ese tema ya está en la agenda política y la comunidad internacional está esperando cuáles son los pasos que él va a dar sobre ese tema», dijo Peraza.

Las reformas electorales son una demanda de la ciudadanía y diversos sectores organizados en el país, para regresar la confianza al sistema electoral, actualmente controlado por los partidarios de Ortega. La esperanza de la oposición nicaragüense es que la vía electoral logre solucionar la crisis que vive el país desde que comenzó la represión armada contra las protestas civiles en 2018.

El opositor y miembro del Consejo Político de la Unidad Nacional Azul y Blanco, Félix Maradiaga, dijo que como organización no esperan absolutamente nada bueno de Ortega, porque ya no es un gobierno, sino un hombre que “solo se aferra al poder».

Nicaragua
Haydée Castillo, opositora en el exilio. LA PRENSA/Cortesía OEA

La opositora exiliada Haydeé Castillo manifestó que Nicaragua está encabezada por un dictador “que no gobierna, sino que hace uso ilegítimo del poder imponiéndose por la fuerza del terror», así que no se puede esperar un discurso sensato de Ortega, ni que haga propuestas a la ciudadanía para resolver sus problemas.

“En 13 años lo que hemos escuchado de su parte es un largo, disparatado, cansado y sin sentido palabrerío que últimamente es hasta incoherente. Un palabrerío en el que sale a lavarse la cara de su criminalidad y acusando al imperialismo, a la Unión Europea, a la OEA, a la ONU, y a actores foráneos de sus propias responsabilidades», dijo Castillo.

Castillo encabeza la iniciativa al Grito de Abril, que tiene la posición de que la situación en Nicaragua se resolverá hasta que la tiranía salga de Ortega salga del poder. Este grupo no cree en reformas electorales ni elecciones con Ortega en el poder.