Consejero de Ciudadanos por la Libertad explica por qué ese partido duda en ser parte de la Coalición

Bosco Matamoro, en su carácter de consejero político del partido Ciudadanos por la Libertad (CxL), estima que la Coalición Nacional no está preparada aún para ser considerada la opción opositora que una a la mayoría de adversarios para enfrentar políticamente al régimen de Daniel Ortega.

“La Coalición desde mi punto de vista está en proceso de construcción y creo que estamos acelerando los pasos, sacando ya conclusiones de que constituye una alternativa a Daniel Ortega», afirmó Matamoro.

Sin embargo, Matamoro, aseguró que él y el resto de consejeros políticos de CxL no han recomendado a los directivos de este partido político no unirse a la Coalición Nacional, integrada por siete organizaciones entre partidos políticos y grupos sociales.

Incluso el consejero político dejó abierta la puerta a que CxL se reintegre a la mesa multisectorial sobre las reformas electorales, coordinada por el Grupo Pro Refomas Electorales. El pasado 2 de junio la dirigencia de ese partido político anunció su separación de la mesa multisectorial.

Lea además: Kitty Monterrey, presidenta nacional de CxL: “Si se desintegra la Coalición o no, es responsabilidad de sus integrantes»

Ciudadanos por la Libertad, Bosco Matamoros, Coalición Nacional, oposición, Nicaragua, represión, reformas electorales
En noviembre del 2019 la directiva de Ciudadanos por la Libertad presentaron a dos de los tres asesores políticos; Bosco Matamoros y Humberto Belli
LA PRENSA/ ARCHIVO

Ciudadanos por la Libertad tiene un Consejo de Asesores que lo integran Matamoros, Humberto Belli y Arturo Cruz, quienes desde noviembre del 2019 les apoyan en los esfuerzos de crear la unidad política opositora para enfrentar a la dictadura.

Matamoros y Cruz son dos exembajadores de Nicaragua, y Belli es exministro de Educación. Ninguno es miembro activo de CxL.

LA PRENSA buscó a los tres consejeros para que explicaran cómo la decisión de Ciudadanos por la Libertad de no unirse a la Coalición Nacional ayuda a derrocar a Daniel Ortega en las elecciones.

Cruz dijo que no quería hacer comentarios sobre el tema. En el caso del exministro Belli, no respondió las llamadas ni los mensajes telefónicos.

Lea también: Humberto Belli, Bosco Matamoros y Arturo Cruz, asesores de Ciudadanos por la Libertad

Las fallas que observan en la Coalición

El exembajador Matamoros explicó que entre las debilidades que en este momento ven en la Coalición es lo que considera un completo interés de presentarse ante la sociedad nicaragüense como la alternativa a la dictadura de Daniel Ortega y Rosario Murillo, con el objetivo de mejorar su desgastada imagen.

“Yo miro a algunos de estos actores que tienen un interés de ser parte de esa organización en función de su propia problemática interna. Es decir, para adquirir un poco de credibilidad ante la opinión pública», afirmó Matamoros, sin mencionar a una organización o partido en específico.

El consejero de CxL valoró que las organizaciones sociales que sí tuvieron liderazgo en las protestas desde Abril del 2018 contra la dictadura, “no tienen suficiente músculo organizativo y político para poder decir que son en este momento una estructura política que ya han convencido a la opinión pública».

Puede interesarle: Rafael Solís: “No habrá negociaciones de reformas electorales hasta que no pasen las elecciones en Estados Unidos»

La Coalición Nacional la integran la Alianza Cívica y la Unidad Nacional Azul y Blanco (UNAB) que agrupan a movimientos sociales, empresarios, productores, estudiantes, afrodescendientes y académicos que se unificaron a raíz de las manifestaciones sociales y que fueron reprimidas por el régimen.

A esas organizaciones se le suman el Movimiento Campesino y los partidos políticos Partido Restauración por la Democracia (PRD), el Partido Liberal Constitucionalista (PLC), el indígena Yatama y el movimiento Fuerza Democrática Nicaragüense (FDN) de miembros de la antigua Resistencia Nicaragüense.

Aún se conversa con los movimientos estudiantiles y juveniles que lideraron la rebelión de Abril del 2018 para su integración en la plataforma opositora.

Entre las debilidades que el exembajador Matamoro señala a la Coalición Nacional es querer alcanzar demasiados objetivos, sin haber alcanzado un punto fundamental como son las reformas electorales, que se requieren para garantizar elecciones previstas para noviembre del 2021 sean libres, justas, transparentes y observadas.

Otra crítica que observa en la Coalición es su poca incidencia ante la comunidad internacional y la sociedad nicaragüense, puesto que más allá de emitir comunicados condenando la represión y la negligencia del régimen ante la pandemia del nuevo coronavirus Covid-19, “no se ha traducido en acciones concretas».

“Deberíamos buscar cómo simplificar un poco lo que es la Coalición en su estructura y sus objetivos. La integración de 21 miembros en su consejo político no puede ser operacional, ni ágil ante una lucha política tan exigente como la que hay en Nicaragua», señaló Matamoro.

El partido Ciudadanos por la Libertad se ha negado a formar parte de esa agrupación opositora, por lo que ha recibido críticas de otros grupos adversarios al régimen con propiciar la división del voto opositor en los eventuales comicios del 2021.

Prefieren prudencia, dice

El exdiplomático Matamoro señaló que el partido político actúa de forma coherente al no anticiparse, sino que analizar lo que sucede con la plataforma opositora.»Yo creo que la actitud de Ciudadanos por la Libertad es de extrema prudencia y reflexión, no quiere decir bajo ningún punto de vista que no está apoyando los objetivos de la Coalición», dijo Matamoros.