Esta es la ayuda que recibió el niño que vende leña y hace mandados para comprar comida y medicinas para su padre 

Steven Daniel Velázquez Rugama, de 13 años, vive en Sébaco, municipio de Matagalpa, junto su padre José Daniel Velásquez Velásquez, quien padece varias enfermedades crónicas y está perdiendo la visión.

Ambos buscan leña en los cerros que rodean la ciudad para venderla y con ese dinero más lo que Steven recibe por hacer mandados es que compran comida y medicinas para su papá.

La historia de este niño sirvió de motivación para que Berenice Quezada, Miss Nicaragua 2017, comenzará una campaña de recolección de productos en sus redes sociales. La convocatoria fue todo un éxito y este jueves por la tarde la reina de belleza llegó a Sébaco para entregarle a Steven y a su padre todo lo que había conseguido.

Lea también: La historia del niño que vende leña y hace mandados para comprar comida y medicinas para su padre enfermo

“Me enteré de la situación del niño porque una chica me etiquetó en una publicación, donde estaban pidiendo ayuda para Steven. Leí su caso y lo que me motivó a ayudarlo es que para mí los niños deben estar estudiando para crecer como profesionales, y él tuvo que poner en pausa sus clases para poder buscar comida para su padre», dice Quezada.

Steven y su papá recibieron todas las donaciones que la reina de belleza recolectó a través de sus redes sociales. LA PRENSA/CORTESÍA

Fue del 12 de julio al 22 que Berenice recibió todo tipo de ayuda. Dice que logró recolectar mucha comida, productos de aseo personal, medicinas, ropa, zapatos, una base de madera para la cama del niño, así como colchones, almohadas, sábanas, toallas… la lista sigue.

¿Qué sigue ahora? Entre los planes de Berenice está pedir ayuda para lograr construirles una casa digna, ya que viven en un pequeño cuarto, ubicado en el terreno de una señora a quien le cuidan el lugar.

Puede interesarle: Este es el niño nicaragüense que crea comederos para perros callejeros

“Una señora con un enorme corazón de Sébaco, Alba Vázquez, va a donar un terreno para el niño y su papá. Por ahora estamos viendo los detalles con Olga Valle, Jarisma Mairena, Luis Martínez, y la señora que donará el terreno, porque me gusta tener base de lo que se va a necesitar para la construcción y pedir ayuda a las personas con una cotización y no a la loquera», manifestó Berenice.

Berenice dice que le gusta hacer foto de todo para que la gente vea que sus donaciones están llegando a cada beneficiario. LA PRENSA/CORTESÍA

Don Daniel y el niño no podían creen toda la ayuda que habían recibido por parte de la gente y agradeció a todos deseando que Dios los bendiga. “Esto para mí es incomparable, el hecho de poder ayudar a otras personas se me hace grande el corazón y los latidos se me aceleran cuando veo en sus ojos una sinceridad de agradecimiento enorme. Es inexplicable, es algo que desde pequeña mi mamá me enseñó que lo que tenía se compartía y por eso uso mis redes para ayudar a los demás, porque sé lo que se siente pasar por necesidad y esto lo seguiré haciendo hasta que Dios me lo permita», añadió Quezada.

La reina de belleza también ayudó a una señora de León llamada Rosita. “Es una señora tan linda y agradecida, a doña Rosita se le entregó donaciones que me enviaron para ella, pero una parte se la entregamos a doña Olivia que es la señora que ha estado con doña Rosita desde el día uno llevándole comida sin esperar nada a cambio».

Lea además: Berenice Quezada lanza proyecto “Una sonrisa de corazón» para donar útiles escolares a los niños

En el caso de esta señora leonesa dice que están trabajando, junto a Randy Quezada, Byron Castillo, Idania Flores y los donantes, es la construcción de su baño, porque realmente lo necesita. “Para este proyecto ya tenemos en nuestras manos 18,463 córdobas, pero no queremos seguir pidiendo hasta que tengamos la cotización».

Doña Rosita, de León. LA PRENSA/CORTESÍA

“Estoy mega agradecida con cada una de las personas que confían en mí para entregar sus donaciones, por eso me gusta hacer fotos e historias para que las personas que donaron vean que todo llega a manos de las personas y soy cuidadosa en eso porque no me gusta que de una obra bonita salgan personas con comentarios fuera de lugar. Quiero dejar claro que yo solo soy una parte de esto, porque sin las personas que me apoyan no sería posible», finaliza.

Berenice junto a doña Olivia. LA PRENSA/CORTESÍA