Zona de Strikes: Shane Bieber, el lanzador del momento en la MLB

Contenido Exclusivo CONTENIDO EXCLUSIVO.

El lanzador del momento no está en Nueva York pese a que los Yanquis tienen a Gerrit Cole en su staff de abridores y los Mets a Jacob deGrom. Tampoco en Washington pese a Max Scherzer y Stephen Strasburg en la rotación de los Nacionales.

El “as” en etapa inicial de la temporada 2020, el lanzador que más mirada atrae está en Cleveland y se llama Shane Bieber, quien ha iniciado con marca de 2-0 y 0.00, más 27 ponches en 14 entradas, con solo siete hits permitidos y una base por bolas, en una brillante labor.

Bieber “fusiló” 14 bateadores de los Royals durante el juego inaugural el pasado 24 de julio y quedó a un ponche del récord de 15 en apertura de campaña en poder del cubano Camilo Pascual de los Senadores en 1960, frente a los Medias Rojas de Boston.

El jueves, Bieber pasó por los strikes a 13 artilleros de Minnesota en ocho episodios y con sus 27 empató el récord de las Grandes Ligas de más “fusilados” en dos salidas seguidas al inicio de una campaña con Karl Spooner de los Dodgers en 1954.

Bieber dejó atrás los 25 ponches de Nolan Ryan de California en 1978, en dos aperturas sucesivas, que eran récord en la Liga Americana. Aquel año, el “Expreso» ponchó a 260 en la temporada, un bajón sin se considera que había logrado 327 y 341 en las campañas anteriores.

A la vez, Bieber se unió a exastros de Cleveland, como Cory Kluber (2014), Dennis Eckersley (1976), Luis Tiant (1968) y Sam McDowell (1965 y 1968), quienes han sido los únicos en acumular por lo menos 13 ponches en dos aperturas consecutivas. Una compañía muy selecta.

Nacido en el condado de Orange, California, hace 25 años, Bieber fue tomado por Cleveland en la cuarta ronda del draft del beisbol amateur del 2016. Lanzaba para la Universidad de California en Santa Bárbara y acumuló 23-12 y 2.42 con 237 ponches en 300 innings en tres años.

“Nunca fui un gran ponchador», dijo Bieber con modestia el jueves, “pero no puedo negar que me estoy divirtiendo”, agregó el tirador que pasó raudo por las Menores, donde tuvo 16-6 y 2.24 con 260 ponches en 277 episodios, antes de aterrizar en el big show en 2018 y cerrar con 11-5 y 4.55.

El año pasado probó que era un astro en potencia, al conseguir marca de 15-8 y 3.28 en 214.1 entradas, con 259 ponches, una cifra de impacto. Y ante la salida de Kluber, se le mencionó como futuro “as”. Pero el futuro ha llegado ahora y su despegue es sensacional.

Bieber tiene recta de cuatro costuras que viaja a 94 millas, curva de brusca caída (de 12 a 6) a 82, más slider y cambio a 87 y un comando muy encima del promedio.

Si se observa bien, se ve que no es una gran velocidad, sin embargo, su recta tiene un gran spin rate (son los giros que hace la bola y se miden en revoluciones por minuto) lo que impacta en el plano visual del bateador y aumenta su grado de dificultad, además, genera muchos abanicados.

Pero además, Bieber es un joven con una confianza enorme en sí mismo y con un hambre de éxito que lo ha llevado a la cima bastante rápido. Nunca se sabe el nivel que alcanzará y tampoco que tan consistente será en el tiempo, pero lo cierto es que está atrayendo mucha atención.

Cole lo está haciendo muy bien con los Yanquis (2-0 y 3.09, 12 ponches en 11.2 innings), deGrom no ha ganado pero su sello está impreso en dos salidas (0-0 y 1.64 en 11 episodios con 12 ponches) y Scherzer todavía no gana, pero es una bestia (0-1 y 2.84, 21 ponches en 12.2 entradas).

Sin embargo, el “as» de este inicio del 2020 está en Cleveland y se llama Shane Bieber.

Edgard Rodríguez en Twitter: @EdgardR