Álvaro Uribe: Corte Suprema de Colombia ordena casa por cárcel al expresidente

La Corte Suprema de Justicia de Colombia ordenó la detención domiciliaria del expresidente de Álvaro Uribe.

El exmandatario confirmó la orden en un tuit: “La privación de mi libertad me causa profunda tristeza por mi señora, por mi familia y por los colombianos que todavía creen que algo bueno he hecho por la Patria».

Uribe está acusado de manipular testigos en un caso que se remonta a una discusión parlamentaria en 2014 en la que el senador izquierdista Iván Cepeda acusó al hermano del expresidente, Santiago Uribe, de ser partícipe de la creación de movimientos antisubversivos en los años 90.

El histórico caso que lleva a Álvaro Uribe por primera vez ante la justicia (y por qué divide a Colombia)
El lunes, el partido de Uribe, el Centro Democrático, publicó un comunicado adelantándose a la decisión de la Corte: “Los delincuentes que arrasaron la paz nacional y llenaron de lágrimas nuestros hogares, sentados en el congreso, y el hombre que rescató la nación y sacó a Colombia de la oscuridad, pagando un precio insólito por vencerlos».

La oposición interpretó la comunicación, acompañada de fuerte cobertura mediática, como una forma de presionar a la institución judicial.

En un país donde todos los expresidentes han sido investigados por la justicia, la detención de Uribe marca un hito histórico, y promete un terremoto político, al ser la primera vez que un exmandatario es privado de la libertad.

En septiembre de 2014, el senador Iván Cepeda, del partido Polo Democrático Alternativo, acusó a Uribe de tener conexiones con paramilitares y narcotraficantes a través de los testimonios de varios exmiembros de las Autodefensas Unidas de Colombia. Los testimonios aseguraban que Álvaro Uribe y su hermano Santiago fundaron el Bloque Metro, una rama del movimiento paramilitar que enfrentó a las guerrillas de manera feroz, dejando decenas de miles de víctimas.

Santiago Uribe permanece arrestado desde 2016 y es acusado de haber creado otro grupo paramilitar, los Doce Apóstoles.Tras el debate promovido por Cepeda, el expresidente Uribe pidió a la Corte Suprema de Justicia que investigara al senador izquierdista por haber sobornado y manipulado a los testigos. La Corte, sin embargo, no solo absolvió a Cepeda, sino que incluyó a Uribe en su investigación por los supuestos delitos de soborno y fraude procesal.Uno de los 42 testigos que declararon en el caso es Juan Guillermo Monsalve, antiguo miembro del Bloque Metro de las AUC, que primero acusó a Uribe, luego se retractó y después dijo que su cambio de postura había sido por presión de uno de los abogados de Uribe, Diego Cadena.Cadena rindió indagatoria este lunes bajo los mismos cargos que se acusan a Uribe. La Corte investiga si los abogados fueron los ejecutores de la presión y el exmandatario, quien financió el soborno. Todos los implicados niegan los cargos y aseguran que detrás hay una persecución política contra el uribismo, movimiento que cambió a Colombia bajo una política de “seguridad democrática» y acorralamiento de las guerrillas, pero que ha visto a varios de sus prominentes líderes arrestados, prófugos y exiliados.