Cartas al Director

Orar por todos

Por los que aman y también por los que odian.

Por los que dicen la verdad y los embusteros que se esconden tras cortinas y culpan del incendio a una vela.

Por los que jamás han enlodado sus manos en abiertas arcas y por los que antes no tenían nada y que hoy, a expensas del pueblo, en lodo nadan.

Por los que nunca han matado y por los que disparan a la cabeza, al corazón o al cuello de su hermano.

Por los que aún estamos vivos y por los que ya no sufren porque están muertos.

Por nuestra Patria herida y por los que seguidamente la agravian.

Oremos por nuestra Iglesia católica que una vez más en la historia, hoy está siendo perseguida, y por los que, al llamado que escuchan desde nebulosas cavernas, cometen sacrilegio al profanar los templos.

¿Y el Cristo?

Dejadlo así, encontilado. ¿Acaso las chispas se apagan con el fuego?

Dejadlo así, calcinado, para nunca olvidar a los que así lo dejaron.

¡Dejadlo así! ¡Es el CRISTO REDENTOR!

Lourdes Chamorro César


Ataques a derechos fundamentales

Los ataques a las iglesias son ataques a la libertad de culto, “la democracia y la convivencia”, a los Derechos Humanos. Atacan no solo a los cristianos católicos y no católicos, sino que atacan también a todas las personas que defienden el derecho a ser creyentes y o/practicantes de cualquier religión, tanto como a los ateos que reclaman su derecho a serlo. No nos engañarán con supuestas “candelas” que incendiaron el lugar. ¡No manipulaciones! ¡No mentiras!

Michele Najlis


Coalición exige que paren los ataques

Los cobardes ataques a los templos católicos de las últimas semanas distan mucho del ambiente de paz y reconciliación que el régimen profesa. Condenamos el incendio a la Sangre de Cristo de la Catedral metropolitana el viernes 31 de julio y exigimos que paren los ataques. Como lo dijo Juan Pablo II en 1983: “El primero que quiere la paz es la Iglesia”.

Coalición Nacional


CxL condena profanación

Desde Ciudadanos por la Libertad condenamos los recientes ataques contra la Iglesia católica, particularmente la profanación de la Capilla de la Sangre de Cristo de la Catedral de Managua mediante un atentado terrorista perpetrado el viernes 31 de julio y el asedio a la iglesia de Santo Domingo de Guzmán en Las Sierritas de Managua, en vísperas de la festividad religiosa en su honor.

Estos actos ofenden profundamente a los católicos y todos los nicaragüenses que tenemos un profundo respeto hacia la Iglesia católica, sus obispos y sacerdotes, quienes han estado junto a nuestro pueblo en todos los momentos difíciles de nuestra historia.

El Estado de Nicaragua tiene la obligación de garantizar la libertad religiosa, la seguridad de los templos y la integridad de los sacerdotes; y exigimos que la cumpla, cesando los discursos de odio desde el poder, evitando más profanaciones a los templos católicos y castigando a los responsables de los actos delictivos cometidos.

Partido Ciudadanos por la Libertad


MAR condena sacrilegio

El Movimiento de Acción por la República (MAR) repudia la acción terrorista en contra de la Capilla de la Imagen de la Sangre de Cristo. Mismas que muestran la visión criminal de quienes están en contra de la verdad y la justicia.
Condenamos, el actuar de las fuerzas oscuras y diabólicas que se mueven con poder y dinero en Nicaragua. Las que buscan equivocadamente destruir las ansias de libertad del pueblo nicaragüense. Llamamos a la sociedad nicaragüense a rechazar activamente las acciones de intolerancia a los credos religiosos y al pensar diferente de cada persona.

Junta Directiva del MAR


MRS demanda respeto a la Iglesia

El MRS condena absolutamente toda agresión terrorista y vandálica contra templos e iglesias, ahora contra la Catedral de Managua, que constituyen una flagrante violación a la libertad religiosa, consagrada en la Constitución de Nicaragua.

Hace unos días, la capilla que guarda la imagen de la Sangre de Cristo fue parcialmente destruida por una bomba incendiaria colocada, según testigos, por una persona encapuchada. Este es el cuarto ataque que sufren templos católicos en el país, incluyendo la capilla de la Virgen en Veracruz, la iglesia de Nindirí, la de los Brenes y ahora la Catedral de Managua.

Los nicaragüenses sabemos que estos actos de terrorismo y vandalismo son ejecutados por personas afines al régimen de la familia Ortega Murillo y alentado por el discurso de odio a sacerdotes, religiosas y obispos que se impulsa desde el poder político de la dictadura.

El MRS demanda el pleno respeto a la libertad religiosa, a la integridad de sacerdotes y obispos y de los templos religiosos

Partido MRS


UE solidaria con Iglesia atacada

Expresamos nuestra solidaridad con la Arquidiócesis de Managua, la comunidad católica y el conjunto de la sociedad nicaragüense. Lamentamos profundamente y condenamos el ataque perpetrado contra la Catedral de Managua. Es importante que las autoridades competentes lleven adelante una investigación expedita y transparente. La Unión Europea defiende la tolerancia y la libertad de religión, todos los lugares de culto deben deben ser respetados y protegidos.

Unión Europea (UE)


Embajador de EE.UU. repudia agresión

Condenamos el ataque violento (el viernes 31 de julio) en la Catedral de Managua, que constituye el más reciente de una serie de ataques deplorables a templos católicos en diferentes partes de Nicaragua.

Comparto el profundo dolor de la Comunidad Católica de Nicaragua por el daño causado a una imagen sagrada que ha sobrevivido desastres naturales y ha sido venerada por generaciones de nicaragüenses, como la misma Iglesia católica.

Me uno a los llamado para que estos hechos sean investigados a fondo y los responsables enjuiciados conforme a la ley. Frenar estas agresiones contra la Iglesia y sus feligreses es urgente.

Kevin K. Sullivan. Embajador de EE.UU. en Nicaragua


Publicación de Cartas al Director

La sección Voces de LA PRENSA comunica que al tener nuevamente dos páginas todos los días de la semana, salvo el domingo, podemos reabrir el segmento de Cartas al Director.

Invitamos a quienes quieran aprovechar este espacio público, nos envíen sus cartas ajustadas al estándar de LA PRENSA, las que publicaremos con mucho gusto.

El Editor.