Luis Castellón, primer abridor del Bóer: «No me asusta Jorge Bucardo ni los Dantos»

Nota: Organizaciones médicas consideran que asistir a estadios aún cuando hay distancia social de al menos dos metros entre los asistentes representa un riesgo de contagio del Covid-19.

Aquel niño que sembraba maíz, frijoles y cuidaba ganado en la fina en El Jiqueliste, Pantasma, no se imaginó que estaría como brazo número uno en una final del Pomares con los Indios del Bóer. Luis Castellón tiene 23 años, vivió una odisea cuando joven buscaba una firma para el beisbol organizado, pero una lesión en la columna lo obligó a dejarlo todo. “Fueron cuatro meses de suplicio, pensé que mi carrera estaba destruida cuando el doctor me dijo mis dos opciones: olvidarme del beisbol o recuperarme lentamente para ver si volvía a caminar sin dolor”, contó el zurdo.

Tímido para hablar, pero seguro en la colina, Castellón se ha ganado el respeto en esa selva de fieras llamada Bóer. Todos son estrellas para este beisbol, todos quieren jugar, todos compiten por ser número uno. Y ahí en esa constelación de figuras está ese muchacho alto, callado y que con sus latigazos repartió su antídoto a los rivales para convencer al mánager Ronald Tiffer de ser el estelar en el desafío contra Jorge Bucardo, si no ocurre algún improvisto.

¿Hay presión?

No hay presión. Este es el ambiente que me gusta y me siento cómodo y sé que todo saldrá bien.

¿Cómo recibiste la noticia cuando Tiffer te dijo?

Psicológicamente me sentía bien. Lo vi como una brecha para brillar, ando una emoción muy grande y deseo que ya sea martes para demostrar mi talento y con la ayuda de Dios sacar la victoria.

¿Te asusta el nivel en el cual estás?

No. Para eso trabajé. El amor y empeño es la clave y ahora tengo frutos.

¿Alguna rutina antes de lanzar?

Encomendarme a Dios y me acompaña siempre.

Te puede interesar: Carlos “Chocorroncito» Buitrago peleará título mundial en Las Vegas contra Elwin Soto

¿Quién es el bateador de más peligrosidad de los Dantos?

Todos son difíciles. Del primero al noveno tienen mucho nivel. Pero si elegiría a uno sería Ofilio Castro por su experiencia.

¿Cuál es tu mejor picheo?

Aparte de la recta tengo el cambio de velocidad y cuando combino con la curva me ayuda mucho.

¿Tu partido más recordado?

En 2019 cuando eliminamos a Rivas y a Zelaya Central, Bismarck Guadamuz, mi mánager, me dio la oportunidad, luché contra pronóstico y avanzamos a la siguiente etapa y se me comenzaron a abrir las puertas.

¿Hablaste con tu mamá en El Jiqueliste?

He platicado con ella y para mí esto es algo de ellos, mi familia se merece todo lo que me pasa y me siento orgulloso porque no me han dejado solo.

¿Te asusta enfrentar a Bucardo y a los Dantos?

No, no me asusta Bucardo ni los Dantos. Cuando uno está preparado no importa lo que venga, por más difícil que sea siempre habrá una opción de salir victorioso.