Zona de Strikes: Los Yanquis lucen feroces pero, ¿ganarán ahora?

Antes de que el coronavirus le pusiera pausa el beisbol el 12 de marzo pasado durante el Spring Training, los Yanquis ya eran los favoritos para la actual temporada. Y en aquel momento, no tenían a Aaron Judge, a Giancarlo Stanton, a Aaron Hicks ni a y Luis Severino.

Ahora todos ellos, excepto Severino, están saludables y en buen estado de forma. El equipo ha iniciado como bala, ganando ocho de sus primeros nueve juegos, mientras proyecta la imagen de un club con demasiado talento en una campaña recortada a 60 encuentros.

“Cualquiera en ese line up te puede noquear”, señala el exbig leaguer cubano Pedro Ramos desde Estelí, haciendo referencia al poder presente de principio a fin en esa alineación. “Es un equipo sin baches”, agrega el extirador, que jugó con los Bombarderos en los años sesenta.

Claro, es muy prematuro para llegar a algunas conclusiones cuando queda un considerable camino por recorrerse, pero va a ser difícil que semejante talento se venga al piso, aunque en beisbol no se descarta nada, pero ciertamente, este equipo tiene todo el equipaje para ganar.

Judge ha iniciado con una furia salvaje que parece una leyenda en construcción. Ha disparado seis jonrones y ha remolcado 14 carreras. Stanton está sano y ha impactado la bola con su fuerza temible, mientras Gary Sánchez trata de tomar el paso en medio de inicio frío.

Pero además, están D. J. LeMahieu, su bateador más puro, Gleyber Torres, un joven de 23 años que ya batea como hombre, Luke Voit, el potente inicialista que ha emergido como una fuerza y Gio Urshella, quien sorprende día a día con su guante y su bate revestido de dinamita.

Y hay más cañoneros como Brett Gardner, Aaron Hicks, Mike Tauchman y Mike Ford, hasta llenar un orden al bate que mete miedo. Este equipo no va a flaquear por bateo. Tiene demasiados cañoneros de fuerza y deben hacer estragos en esta recortada liga.

¿Y el picheo? Siempre se afirmó que a los Yanquis les faltaba un líder de staff. Entonces adquirieron al mejor brazo disponible en el mercado, Gerrit Cole, quien encabeza a James Paxton, Masahiro Tanaka, Jordan Montgomery J. A. Happ entre los abridores.

Y como se ha dicho que sin bullpen no hay campeonato, los Yanquis tienen a uno de los mejores cuerpos de relevistas del beisbol, con Aroldis Chapman, Zack Britton y Adam Ottavino a la cabeza, más otro grupo confiable tiradores que son también útiles.

En ese otro grupo está el nicaragüense Jonathan Loáisiga, quien junto a Chad Green y Jonathan Holder, más novatos que han llegado con posturas de veteranos como Nick Nelson, tratarán de que nadie extrañe a Tommy Kahnle, quien se lastimó seriamente.

¿Podrán los Yanquis ahora? La respuesta debe ser sí, pero tienen que probarlo. “Si cuando termine la última batalla de la temporada tú no estás de pie, entonces has fracasado», ha sido una vieja sentencia de George Steinbrenner y el equipo lo sabe.

No será fácil. Los Mellizos y Astros tienen grandes planes en la Liga Americana, mientras los Dodgers, Bravos y Rojos esperan avanzar profundo en este 2020, sin embargo, a menos que ocurra algo imprevisto, los Yanquis deben estar en el hit parade.

Edgard Rodríguez en Twitter: @EdgardR