«Toda la investigación, de momento, es secreta». Caso del nicaragüense muerto en España en espera de justicia

“Por favor, yo pido justicia por la muerte de mi hermano», dijo con voz entrecortada Ana Blandón Herrera, hermana de Eleazar Blandón -el nicaragüense que murió por un golpe de calor en España-, a un medio televisivo de ese país. La noticia se ha difundido por los medios de comunicación de España, los cuales han expuesto las condiciones extremas de trabajo a las que son sometidos los inmigrantes en el campo.

Eleazar Blandón murió el pasado 1 de agosto tras sufrir un golpe de calor cuando laboraba en una plantación de sandías, en Murcia. A una temperatura promedio de 44°C, ese día, la víctima se desmayó pero no recibió inmediatamente atención médica requerida, fue hasta finalizar la jornada laboral de todos los obreros, que decidieron llevarlo a él en el vehículo de recorrido laboral. Hicieron ruta casa a casa y él fue el último; lo dejaron tirado a la entrada de una clínica sin más, según declaraciones de los excompañeros de trabajo a su familia.

Ante este hecho, la familia Blandón Herrera exige justicia por la muerte de Eleazar y se encuentren a los responsables de esta lamentable pérdida. Sin embargo, el abogado español Pablo Pérez Sarrión, quien lleva este caso, compartió a LA PRENSA que por el momento están en espera a que se dé el siguiente paso de la investigación, puesto que el Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 6 de Lorca, que lleva este procedimiento decretó “secreto de sumario». Es decir que no dejan ver el expediente ni las actuaciones de la investigación. “Toda la investigación, de momento, es secreta», dijo el abogado defensor.

“No sólo no dejan ver el expediente sino que además no nos dejan saber quiénes son los empresarios que están detrás de la contratación de don Eleazar, entonces no sabemos quiénes son los culpables últimos de este caso», señaló el abogado.

Lea también: Ortega olvida los 13,000 millones que los migrantes han aportado durante sus 12 años de Gobierno y que hoy retribuye con penurias

El defensor dijo que en un primer momento se detuvo al capataz de la finca donde laboraba Eleazar, pero fue puesto en libertad provisional porque “no es el verdadero empresario que está detrás (del caso)», pero aclaró que esta condición es “dependiendo de cómo va el juicio».

“A quienes están persiguiendo no es solamente a esta persona, nosotros lo que queremos saber es quién está detrás de la subcontratación, contratación y a qué fincas de empresarios se le dio la contratación», declaró el abogado.

“El secreto sumario se levantará dentro de un tiempo, pero para eso tiene que avanzar un poco más la investigación, una vez que a nosotros nos dejen verlo (los avances), ya podremos hacer una denuncia firme sobre las personas que estén involucradas (en la muerte de Eleazar)», explicó el abogado Pérez Sarrión.

Maltrato es globalizado en el trabajo de campo

La ministra del Trabajo de España, Yolanda Díaz, se refirió al caso de Eleazar y señaló que las condiciones de trabajo eran “deplorables». También informó que se está llevando a cabo dos investigaciones, una penal y la otra de la Inspección de Trabajo, según reportes del medio Despacho 505. “Las condiciones en las que se estaba desempeñando esa actividad eran deplorables… en un hecho que habla muy mal de nuestro país”, expresó Díaz.

Al respecto, el abogado Pérez Sarrión manifestó que lamentablemente ese tipo de condiciones es una situación bastante común en todos los campos de España, donde trabajan principalmente los inmigrantes. “Es algo que está peleando el propio sindicato (de trabajadores), es algo por desgracia, globalizado en el campo español», reconoció el abogado.

Por su parte, en Nicaragua, la familia Blandón Herrera no pierde la esperanza de que la muerte de Eleazar no quede impune ni en el olvido.