Estos son los escenarios y costos para repatriar un cuerpo en plena pandemia

Contenido Exclusivo CONTENIDO EXCLUSIVO.

La familia Blandón Herrera está “haciendo mil vueltas” mientras se alarga su espera para poder traer desde España a Nicaragua el cuerpo de su hermano Eleazar.

A siete días de la muerte de Eleazar Blandón Herrera, el nicaragüense quien desfalleció tras un golpe de calor en un plantío de sandías en Murcia, España, sus familiares todos los días tienen una nueva diligencia para agilizar el proceso de repatriación. Pero a pesar de sus avances en papeleos, se sienten frustrados porque se necesitan entre 5 mil y 7 mil euros, además de un vuelo disponible para poder traer el cuerpo de Eleazar a Nicaragua.

“Nos dicen entre cinco y siete mil euros. Todo depende del precio del vuelo y eso no se sabe cuánto costará porque aún no están abiertos”, dijo a LA PRENSA Karla Blandón, hermana de la víctima.

Lea también: “Toda la investigación, de momento, es secreta». Caso del nicaragüense muerto en España en espera de justicia

ELEAZAR BLANDÓN
La familia Blandón Herrera mantiene la esperanza de que puedan repatriar el cuerpo de su Eleazar y darle una cristiana sepultura. LA PRENSA/JADER FLORES

En Nicaragua, Karla se presentó ante la delegación del Ministerio de Gobernación en Jinotega para solicitar el ingreso del cuerpo de su hermano al país. Dice que le fue bien. Los funcionarios le dijeron que enviaron un correo explicando la situación a la sede central en Managua, la cual se contactará con las autoridades en España. “Aquí nos sentimos impotentes porque no podemos hacer nada, todo depende de lo que se pueda hacer allá”, expresó Karla.

LA PRENSA se contactó, vía correo electrónico y a través de llamadas telefónicas, con la Embajada de Nicaragua en España y el Ministerio de Relaciones Exteriores nicaragüense para conocer los requisitos que deben cumplir los familiares de Eleazar para su debida repatriación, pero no se ha obtenido respuesta.

Pandemia del Covid-19 dificulta repatriación

Glenda García, de la Asociación Nicaragüita con sede en España, explicó a LA PRENSA que la pandemia del coronavirus ha hecho difícil este proceso, principalmente por la cancelación de los vuelos y porque los boletos han duplicado sus costos. En ese país, las aerolíneas han retomado progresivamente sus operaciones, pero el boleto que antes costaba 600 euros, ahora oscila entre 1,200 y 1,400, según señaló García. El costo del vuelo por repatriación tiene un valor adicional.

eleazar blandon
Eleazar Blandón Herrera, de 41 años, era originario de Jinotega. LA PRENSA/CORTESÍA

“Esa es la parte en donde el temor impera porque es incierto el hecho de no saber si va poder viajar o si va a encontrar vuelo”, declara García.

Lea también: Más de siete mil nicaragüenses solicitaron asilo en Costa Rica en los primeros seis meses del año

Para García, las trabas que actualmente atraviesa la familia Blandón Herrera para repatriar el cuerpo de Eleazar no es el trámite administrativo que se debe hacer en España, puesto que este proceso, antes de la pandemia, duraba aproximadamente una semana.

El primer paso que se debe hacer en este caso es conseguir una funeraria que se haga cargo de retirar el cuerpo de donde el forense, su preparación especial cumpliendo las medidas sanitarias reforzadas en tiempo de pandemia y su movilización al aeropuerto. La empresa se encargará de conseguir un permiso de parte de la cancillería de Nicaragua en España, de la Dirección General de Migraciones, Aduana y el Ministerio de Sanidad para que el cuerpo pueda salir de España.

“El procedimiento de una repatriación pasa por la funeraria, la empresa prepara una documentación que pasa por un salvoconducto que emite la Embajada de Nicaragua en España, otra parte que tiene que ver con sanidad, los sellos de aduana pero ese no es el problema, todo el pegón ahora mismo es encontrar el vuelo, y cuando se encuentre empezar a ver si la familia tiene todo el dinero”, señala García.

Parte de las urnas que ofrece Funeraria Monte de los Olivos en caso de que se requiera el servicio de cremación. LA PRENSA/Cortesía

Sin embargo, trasladar los restos de una persona desde el extranjero -en este caso España- hacia Nicaragua de forma independiente puede resultar un proceso bastante complicado.

Puede interesarle: “Me duele mucho que mi hijo no va a conocer a su papá». La historia del migrante nicaragüense que murió por un golpe de calor en España

La empresa española de servicios funerarios Torreaga, ubicada en Murcia – donde trabajaba Eleazar – informó que el traslado de un féretro a Nicaragua tendría un costo aproximado de 3,000 euros (123,089 córdobas, al cambio actual) en concepto de pago por servicio de funeraria, ataúd, preparación del cuerpo y otros trámites. Se pagaría, adicionalmente, 1,500 euros para los trámites con la aerolínea que realizará el traslado hasta el aeropuerto de Managua.

Sin embargo, la funeraria aclaró que en este caso, la repatriación “estaría sujeta a las políticas de ingreso y salida de España y Nicaragua debido a la pandemia del Covid-19».

Una opción más “económica»

Cremar un cadáver puede resultar una opción más económica respecto a los costos de una repatriación independiente. Según la Funeraria San Roque, también ubicada en Murcia, el costo de la cremación de un cuerpo es de 700 euros (28,717 córdobas), sin incluir el traslado del cadáver del lugar donde se encuentra hasta la funeraria y el costo del féretro.

“El féretro tiene que ser ecológico para la incineración. Ya con el féretro, el proceso puede estar entre 1,200 a 1,300 euros. El costo se eleva dependiendo de si se hace velatorio o tanatorio, eso depende», indicó el agente de servicio al cliente de dicha funeraria.

Según consultas realizadas a la aerolínea Avianca, las cenizas de una persona fallecida pueden ser trasladadas en un vuelo comercial como equipaje de mano de cualquier pasajero.

Lea también: Servicio de Jesuitas para Migrantes prevé que más nicas saldrán del país en 2020

“Si la persona se va a cremar pueden transportarse las cenizas como equipaje de mano, claro está, indicando con tiempo, en el momento de realizar la compra del boleto, que la persona va a viajar con la cenizas (de un fallecido) en su equipaje», indicó una agente de servicio al cliente de dicha aerolínea.

Aclaró que al momento de comprar el boleto, el pasajero que lleve consigo las cenizas “deberá demostrar como tal, que la persona no falleció de ninguna enfermedad infecto-contagiosa ni con ningún tipo de enfermedad como la pandemia que está en este momento (Covid-19)».

“La urna debe haber sido cerrada herméticamente por la casa funeraria. Esta tendrá que pasar bajo los rayos X del puesto de registro y solo podrá ser transportada, si los controles de seguridad pueden verificar su contenido», indica la aerolínea en su portal web.

Puede interesarle: “A este virus no se le debe subestimar», dice otra nica que logró vencer al letal Covid-19

La agente de servicio al cliente de Avianca agregó que en caso de que la familia del fallecido opte por cremar el cuerpo y trasladarlo vía aérea como equipaje, tendrían que esperar hasta el 13 de octubre debido al cierre de aeropuertos causados por el Covid-19. El vuelo tendría varias escalas Madrid-Bogotá-San Salvador-Managua, y un costo de 768 dólares con 61 centavos.

La aerolínea establece además que “toda persona que viaje con cenizas humanas, debe portar consigo el certificado de cremación y el acta de defunción original», y aclara que permite únicamente “urnas de madera, plástico o mármol en la cabina».

Hablatón por Eleazar

Ante la posibilidad de realizar la repatriación de los restos de Eleazar de forma independiente, la Escuela de Música de Jinotega realizó la mañana de este viernes un “hablatón” para recaudar dinero y ayudar a la familia Blandón Herrera en el proceso de repatriación del cuerpo.

Frente a la Catedral de Jinotega, un toldo agrupaba a organizadores y músicos para animar el ambiente. Taxistas, vehículos particulares, y parte de la sociedad se detenían para aportar su grano de arena en las alcancías que se destinó para el evento.

Eleazar Blandón fue músico y parte de la Escuela de Música de Jinotega. “Un pueblo unido mueve montañas, nosotros tenemos que aportar como jinotegano para que este hermano sea repatriado a su pueblo natal”, dijo una de las colaboradoras del evento

La familia Blandón Herrera dispuso de dos cuentas bancarias en Banpro Nicaragua para cualquier donación que la población quiera realizar: 10022300047570 en córdobas y 10022310033949 en dólares.