Seis países solicitan a la Secretaría General de la OEA que la situación de Nicaragua sea abordada en la próxima Asamblea General

Las misiones permanentes de Bolivia, Brasil, Canadá, Colombia, Paraguay y los Estados Unidos ante la Organización de los Estados Americanos (OEA) solicitaron a la Secretaría General de ese organismo, que el tema “La situación en Nicaragua” sea incluido en el proyecto de temario del quincuagésimo período ordinario de sesiones de la Asamblea General, a celebrarse en la Sede de la OEA (Washington, D. C.) los días 20 y 21 de octubre de 2020.

“Este tema denota la importancia del permanente compromiso de la OEA en los asuntos relacionados con Nicaragua, lo cual concuerda totalmente con las actividades que realizan el Grupo de Trabajo sobre Nicaragua, la Comisión de Alto Nivel de la OEA sobre Nicaragua y la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), con sus continuos informes», manifiesta la solicitud.

La solicitud fue hecha por la Misión Permanente de Estado Unidos, en representación de Bolivia, Brasil, Canadá, Colombia y Paraguay.

En noviembre pasado, la Comisión de Alto nivel diplomático de la OEAconfirmó que en Nicaragua hay “una alteración del régimen constitucional que deteriora seriamente el orden democrático» debido a la serie de violaciones a los derechos humanos cometidos por la dictadura de Daniel Ortega y Rosario Murillo. Ante esta grave situación, recomendaron que se convoque de forma “inmediata» a una sesión especial de la Asamblea General de la OEA, para que revise el informe y se adopten decisiones.

Lea También: Exdiplomático considera que comunidad internacional se agotó frente a un Daniel Ortega que no tiene voluntad política

Esto significa un paso más en el proceso de aplicación del artículo 21 de la Carta Democrática, el cual establece: “Cuando la Asamblea General, convocada a un período extraordinario de sesiones, constate que se ha producido la ruptura del orden democrático en un Estado Miembro y que las gestiones diplomáticas han sido infructuosas, conforme a la Carta de la OEA tomará la decisión de suspender a dicho Estado Miembro del ejercicio de su derecho de participación en la OEA con el voto afirmativo de los dos tercios de los Estados Miembros. La suspensión entrará en vigor de inmediato».

Para que se aplique en el artículo 21 de la Carta Democrática Interamericana se necesitan 24 votos de los 34 Estados miembros. Lo máximo que se han logrado para apoyar las resoluciones adoptadas en la OEA por la crisis nicaragüenses, en donde se ha condenado el actuar represivo del régimen de Daniel Ortega, han sido el voto de veinte gobiernos.

Lea también: José Luis Velásquez: “No nos conviene que Nicaragua salga de la OEA»

Nicaragua vive en crisis desde el 18 de abril de 2018, cuando comenzó la represión armada contra las protestas civiles, de parte de policías y simpatizantes del régimen de Daniel Ortega. Más de 320 personas han muerto por esa represión, según un informe de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH).

Estados Unidos ha estado al frente de las presiones internacionales contra Ortega, para que busque una salida pacífica a la crisis. Sin embargo, Ortega ha ignorado los llamados de más de 20 países, organismos de defensa de derechos humanos y organismos internacionales, y ha mantenido la represión en el país.