Un mundo patas arriba en el regreso de la Champions: ¿El Real Madrid y Juventus eliminados?

Los deseos y la realidad chocan en la Champions League. El deseo es ver al Real Madrid en la siguiente etapa en Lisboa junto a la Juventus, sin embargo la realidad distorsiona esas aspiraciones. El Madrid y la Juventus danzan en la cuerda del abismo. La tropa de Zidane tendrá que escalar la cuesta y rozar la proeza para revertir el 2-1 del Santiago Bernabéu, mientras el equipo de Cristiano, estando sin oxígeno tratará de evitar el descalabro contra el Lyon. Madrid-City y Juventus-Lyon son dos encuentros difíciles de visualizar esperando un resultado del deseo. Esta tarde (1:00) si no ocurre lo imposible veremos la oscuridad blanca y la amargura de Cristiano siendo eliminado.

Suena una locura, pero no lo es. El Real Madrid se ha quedado sin su pilar fundamental en la defensa. Se imaginan un carro sin frenos o un cohete sin pólvora. Ramos representa esa seguridad y liderazgo atrás para levantar al conjunto cuando el momento se pone turbio. Luego está la consistencia del Manchester City, un equipo con identidad y de mucha solidez. A Zidane se le pide que le marque dos goles al segundo mejor equipo defensivo en la Primer League y que no permita un gol en contra, a pesar que el conjunto de Guardiola es el más anotador de esa liga con 102. En otras palabras, los deseos de la afición son pedirle al azúcar que no endulce o que la ley de Murphy cambie su concepto: si algo saldrá mal, saldrá.

Te puede interesar: La eterna batalla de Jonathan Loáisiga reflejada en sus tres primeras actuaciones

Se habla de la capacidad de Hazard para acompañar a Benzema en la gesta de remontar. Es posible, el belga es un jugador desequilibrante. El gran “pero” es pedirle a un futbolista ausente que cargue con la tropa. Hazard no ha tenido noches mágicas ni ha demostrado constantemente su calidad, en el frío asiento de las gradas es difícil alcanzar el mejor nivel, ni siquiera fue titular en la recta final de la Liga. ¿Y qué hay de Sterling, Gabriel de Jesús y De Bruyne? Migrañas constantes para el Madrid.

A simple vista decir que la Juventus quedará eliminada y pasará el Lyon se lee como si estuviera escribiendo desde un refugio de personas con problemas mentales. Sin embargo, al Lyon le basta empatar o perder por diferencia de un gol, con excepción del 1-0 que provocaría prórroga. Y la Juventus cerró de forma lamentable la Serie A. Ganaba 2-0 ante el Milán y perdió 4-2, vencía cómodamente al Sassuolo y empató 3-3, cayó 2-1 ante el Udinese y empató 2-2 de último momento frente al Atalanta. El Lyon es tan mal equipo como cada uno de esos oponentes, los cuales fueron capaces de amargarles el cierre. La Juventus tiene un factor no medible y envidiable como es Cristiano Ronaldo, ya hizo tres goles en 2016 para remontar con el Madrid al Wolfsburgo.

Aquí es donde la realidad choca con los deseos.