Nuevo intento para superar parálisis de la Coalición Nacional

Una nueva propuesta sobre el método para tomar decisiones en la Coalición Nacional sobre los temas pendientes,  fue presentada a las organizaciones para intentar superar la crisis que los tiene empantanados desde hace más de dos semanas. Aunque el consenso sigue como el sistema de prioridad, la propuesta implica que se requiriría 11 de los 14 votos del Comité Nacional, es decir mayoría calificada, a favor para aprobar las decisiones.

El jurista José Pallais, delegado de la Fuerza Democrática Nicaragüense (FDN), presentó la propuesta este 14 de agosto al Comité Nacional, donde se analizará el próximo martes. Pallais dijo que lo planteado «es para mantener el prinicipio de igualdad entre todos los miembros de la Coalición, se respete el criterio y el consenso de todos y garantizar que no haya una organización o partido que hegemonice».

«No se puede permitir que la Coalición pase de una crisis a otra, demasiado tiempo se ha mantenido en crisis  desviándola de sus objetivos. La fórmula que proponemos, de las tres cuartas partes de los votos en un mismo sentido, radica en que tanto el sector social como el político tengan que coincidir en cómo será aprobado todo, así no puede uno de los sectores imponerse al otro, sino que sea una mayoría calificada la que defina los temas cuando no se logre el consenso», explicó Pallais.

Lea además: Coalición Nacional ligra destrabar punto sobre el artículo transitorio y las negociaciones avanzan

Anteriormente fue superado que cuatro temas serán decididos por «consenso exclusivo»: el nombramiento del Secretario Ejecutivo, el Plan de Nación, el procedimiento para selección democrática de candidatos y las reformas electorales, que implica discutir hasta llegar a una decisión que todos los miembros acepten, sin posibilidad de otra forma de elección.

Tres temas serán decididos por consenso con posibilidad de mayoría en una votación: los posicionamientos y comunicado; las movilizaciones y protestas, y la constitución de alianza electoral, esta última con una salvedad si el consenso no se ha alcanzado antes de una fecha final para participar en unas eventuales las elecciones. Aquí es donde se han estancado.

La Alianza Cívica y la Unidad Nacional Azul y Blanco (UNAB) dejaron de participar en las comisiones permanentes por considerar que los partidos políticos con apoyo del Movimiento Campesino están controlando todas las decisiones, lo que se ha visto con el intento de imponer al sector juvenil un método de incorporación que los jóvenes rechazan al considerar que solo favorece la hegemonía de los partidos.

Lea también: Medardo Mairena del Movimiento Campesino dice estar cansando de pleitos entre partidos y la sociedad civil 

Según Pallais, la Alianza y la UNAB no han presentado sus alternativas para concretar el tema de los jóvenes ni sobre el método de votación cuando no se logre el consenso en los temas que definirán con ese sistema.

«En el ánimo de poder contribuir a la solución de la nueva crisis que se ha provocado en una lamentable realidad de crisis recurrentes, me permito proponer esta fórmula que impide la posibilidad de que puedan imponerse votaciones en que algunas organizaciones o grupos actúen hegemónicamente avasallando a las minorías. El procedimiento propuesto garantiza el balance o equilibrio que es básico para el éxito de la Coalición», fue la comunicación de Pallais al resto de integrantes de la plataforma opositora.

Actualmente el Comité Nacional lo conforman 3 miembros de cada una de las siete organizaciones, aunque solo uno tiene derecho a voto. Eso significa que son siete representantes. La propuesta al sector juvenil es que ocupen siete sillas para que los movimientos estudiantiles de la UNAB y de la Alianza tengan cada uno su lugar, pero cinco puestos serían para los grupos de jóvenes de los partidos políticos. Con ese esquema el Comité lo integrarían 14 miembros, pero aún no se concreta por falta de acuerdos.

Puede interesarle: Miguel Rosales dispuesto a retirarse de Coalición para superar crisis generada por el arnoldismo

Pallais explicó que con al ser siete miembros en el Comité en este momento, la fórmula propuesta propicia que, por ejemplo, se requiere al menos cuatro votos del sector social a favor y en el caso de los partidos políticos deberán ser seis votos para que una propuesta sea aprobada. De esa forma, según  Pallais, el sector social debe conseguir el apoyo de una parte de los partidos y al revés, de esa forma toda decisión requiere de la anuencia por parte de la mayoría calificada de las organizaciones, lo que representa un ejercicio más cercano al consenso.

La Coalición la forman la UNAB, la Alianza, FDN, el Movimiento Campesino, el partido indígena Yatama, el Partido de Restauración Democrática (PRD) y el Partido Liberal Constitucionalista (PLC).