Juan Vita se parece mucho a Henry Duarte

Ojalá, por el bien de todos, Juan Vita se convierta en un acierto para desarrollo del futbol nicaragüense. Nicaragua no es una potencia, pero dio sus primeros pasos hacia la evolución con Henry Duarte, un técnico bien preparado, con experiencia en el manejo de equipos y selecciones menores, aunque no había ganado nada en su carrera y aquí mejoraron ambos su imagen a nivel nacional e internacional, un reto nada fácil para un entrenador con poco recorrido como el argentino y el mismo deseo de trabajar del costarricense.

Puede interesarte: Video: El particular análisis de Juan Vita a los cinco años de Henry Duarte al frente de la Azul y Blanco

Vita, de 33 años, se parece mucho a Duarte en el compromiso y entrega en sus labores. El argentino no ha parado, desde antes de firmar contrato está trabajando —porque sabe que tiene un rato grande— y este miércoles por la tarde viajó a Estelí para ver un partido de Copa. Él está agradecido con la oportunidad y desea retribuirlo con resultados. El nuevo seleccionador tiene conocimientos técnicos, tácticos y psicológicos que sabe aprovecharlos transmitiéndolos de forma clara para sacar el máximo potencial a cada jugador como hizo en Panamá.

El nuevo estratega de la Azul y Blanco le falta roce, sin embargo tiene el conocimiento y habilidad necesaria para manejar grupos. Yairo Yau es un delantero panameño que era la figura del equipo dirigido por Vita, Costa del Este. El atacante, que ya jugaba para la selección de su país y había estado en el futbol colombiano, mexicano, australiano y costarricense, sostuvo que la mejor experiencia de su carrera había sido con el nuevo seleccionador nacional.

Además lea: Juan Vita en su primera conferencia: «No vengo de turista ni a conocer las playas de Nicaragua»

Vita explota sus conocimientos en psicología deportiva para sacar el potencial al jugador, eso le funcionó en Panamá y aquí puede pasar lo mismo. Los seleccionados de la etapa Duarte destacaron ese aspecto mental entre los dos puntos claves para conseguir esos resultados. El jugador nacional necesita ese estímulo psicológico y Vita sabe como estimularlos para lograrlo.

Al argentino hay que dejarlo trabajar y medirlo en las eliminatorias de Qatar 2022. Remarcar una y otra vez falta de experiencia a estas alturas está de más, no aporta nada, sin embargo no se puede obviar esa realidad: Vita no cuenta con el perfil o currículo para asumir una selección absoluta, no obstante, el ejecutivo de la Fenifut lo nombró seleccionador, un desacierto desde punto de vista curricular cuando habían otros candidatos con hojas de vidas más adecuadas para el puesto.

El voto de confianza de los federados parece muy arriesgado, una moneda al aire, porque los seleccionadores son entrenadores con mucha experiencia dirigiendo equipos o selecciones, que han ganados algo en algunos casos y puede aportar algo. Panamá contrató al Hernán Bolillo Gómez, un técnico mundialista con Colombia (1998) y Ecuador (2002), para llegar a su primera Copa Mundial (Rusia 2018). Ronald González, no ha ganado nada trascendental, sin embargo posee muchas experiencia para dirigir Costa Rica.

Nicaragua no tiene la misma capacidad económica para contratar a ningún entrenador con un perfil parecido al de Bolillo o González, pero pudo elegir una mejor opción que Vita pensando que se necesita un técnico experimentado y no uno que también tenga algo de coaching o psicólogo como el argentino. Hay que dejarlo trabajar y medirlo en las eliminatorias. Quizás calle muchas bocas como lo hizo Duarte.

Juan Vita, de 33 años, se parece mucho a Duarte en el compromiso y entrega en sus labores. El argentino trabaja desde antes de firmar

El seleccionador argentino no es el técnico experimentado que todos exigimos pero quizás seas el coaching o psicólogo que necesiten nuestros jugadores para seguir evolucionado