Mauricio Claver-Carone, electo nuevo presidente del Banco Interamericano de Desarrollo

Este sábado Mauricio Claver-Carone se convirtió en el nuevo presidente del Banco Interamericano de Desarrollo (BID). Claver es el primer norteamericano en ser electo presidente de la institución.

Claver es el sucesor de Luis Alberto Moreno, quien estuvo en el cargo desde 2005. El nuevo presidente del  BID tendrá un mandato de cinco años con posibilidad de reelección, en el que deberá enfrentar la aguda crisis de la región y una posible reconstrucción de Venezuela.

Lea además: EEU.U. y 16 países rechazan posponer elección del presidente del BID. Se arrecia disputa por comicios

Por años el BID fue la principal fuente de financiamiento para los proyectos de desarrollos que el Gobierno de Ortega venía ejecutando, pero en los últimos dos años el organismo ha endurecido su política de crédito el Gobierno tras las violaciones de derechos humanos por parte del régimen en abril del 2018, que le costó la vida a más de 328  nicaragüenses.

La figura del nuevo presidente del organismo multilateral no le beneficia a Ortega y ya se lo ha demostrado al sacar a Nicaragua del programa de inversión «América Crece», a través del que el país podría haber recibido fondos para el desarrollo económico.

El BID nació en 1959 en el seno de la Organización de los Estados Americanos (OEA) y ha tenido cuatro presidentes: el chileno Felipe Herrera (1960-1970), el mexicano Antonio Ortiz Mena (1970-1988), el uruguayo Enrique Iglesias (1988-2005), y Moreno.

Lea también: Mauricio J. Claver-Carone, adversario de Ortega, único candidato inscrito para presidir el BID

Está previsto que el mandato de Claver comience el 1 de octubre de 2020, tal y como había señalado anteriormente el BID en una hoja informativa.

Roces en el proceso

La elección debía celebrarse en marzo en la reunión anual de la institución en Barranquilla, Colombia, pero debió ser aplazada al igual que otros eventos por la pandemia del Covid-19.

Estados Unidos -principal accionista del BID con 30 por ciento- rompió una tradición no escrita que regía en los 60 años de vida de la institución con sede en Washington por la cual un latinoamericano lideraba el Banco y un estadounidense ocupaba la vicepresidencia.

Argentina -que buscaba presentar a su actual representante en el Banco, Gustavo Béliz, como candidato, pero que finalmente no lo postuló- anunció el jueves que se abstendrá en la votación.

Lea también: EEU.U. y 16 países rechazan posponer elección del presidente del BID. Se arrecia disputa por comicios

La candidatura de un estadounidense provocó irritación en Argentina, Chile, Costa Rica y México, que argumentaron que la votación -ya aplazada- debía volver a posponerse ya que la pandemia no permitió el debate adecuado.

Claver-Carone, un abogado de ascendencia cubana conocido por su firme oposición a La Habana y a Venezuela, acusó a los países que presentaron resistencia de «querer robarse el balón».

Costa Rica, que en un principio quería presentar a la expresidenta Laura Chinchilla, desistió a principios de septiembre.