Docentes exiliados en Costa Rica exigen que se permita el voto en el exterior para 2021

Los miembros de la Unidad Sindical Magisterial exiliados en Costa Rica, junto al Movimiento Resistencia Indígena, realizaron un plantón la mañana de este lunes 5 de octubre, en las afueras de la Embajada de Estados Unidos en ese país, en ocasión del Día Mundial del Docente, en el que demandan que el voto del exilio sea tomado en cuenta en unas eventuales elecciones electorales de 2021.

Lea Además: Periodistas exiliados en Costa Rica protestan contra «Ley Mordaza» del régimen 

El grupo de exiliados, también manifestó su rechazo contra los proyectos de leyes represivos que el régimen de Daniel Ortega pretende aprobar, demandaron mayor sanciones contra la pareja dictatorial, y exigieron la liberación de los más de cien presos políticos.

«Hoy cinco de octubre, las Naciones Unidas y la Unesco celebran el Día Internacional del Docente, nosotros aquí en Costa Rica, los exiliados estamos junto al MRI realizando este plantón, pidiendo mayores sanciones contra la dictadura Ortega Murillo, repudiando la Ley del Putin y  la Ley Mordaza, que ellos quieren imponer, así como la Ley de Cadena Perpetua, y exigimos la liberación de los presos políticos», manifestó el profesor Gabriel Potoy, originario de Masaya y exreo político.

El profesor Gabriel Potoy, excarcelado político de Masaya protesta junto a un grupo del Movimiento Resistencia Indígena en las afueras de la Embajada de EE.UU en Costa Rica. LA PRENSA/Cortesía.

«También nosotros como exiliados entre nuestras demandas exigimos que en el proceso electoral que el voto del exilio sea incluido, sea una realidad», añadió el profesor opositor en el exilio.

Lea también: Foro de Prensa Independiente en Nicaragua rechaza «Ley mordaza» de la dictadura 

Hace cuatro días, un grupo de periodistas y defensores de derechos humanos exiliados en Costa Rica, también realizaron protestas en las afuera de la Embajada de Nicaragua en este país en rechazo a las iniciativa de Ley Especial de Ciberdelitos o «Ley Mordaza», que tiene como objetivo controlar las publicaciones de medios de comunicación independientes en el ámbito digital, incluidas las redes sociales. Con esta ley el régimen, también busca extraditar a quienes, según su consideren, cometan este delito fuera de Nicaragua.